viernes, 29 de enero de 2021

Cuanto trabajo por hacer



CUANTO TRABAJO POR HACER

En mi opinión como ciudadano demócrata radical-republicano con acierto o error, eso el tiempo lo dirá, pero siempre en uso de mi libertad de conciencia y opinión. Propongo volver un poco la vista atrás y reflexionar para entender que ha sido de aquellas grandes movilizaciones de las clases populares resistiendo al post-franquismo, clamando por una democracia auténtica, incluso por una República, por la libertad y el progreso.

Una mirada a nuestra historia reciente que nos ha llevado a este presente:

"De la lucha de clases al eurocomunismo, del no a la burguesía amamantada al amparo del franquismo a aceptar sus planteamientos e incluso la monarquía..."

Acudamos a la historia reciente del siglo XX, como a finales de los 70 y principios de los ochenta apareció el "eurocomunismo" como la fórmula mágica para adaptar los partidos comunistas de occidente a la sociedad burguesa donde se movían y salir del estancamiento que le impedía avanzar en sus aspiraciones de transformación social y no les dejaba tocar poder para llevar a buen puerto sus programas. El caso más sonado fue el de Italia, donde los comunistas eran el segundo partido, pero no lograban superar a la democracia cristiana y sus aliados... o como en Esta España de finales del franquismo donde el Partido que mas había luchado o entregado a sus mejores y desprendidos militantes era desplazado por un partido, “socialistas”, que resurgían de sus cenizas con los apoyos económicos de Willy Brandt, de Carlos Andrés Pérez, de la socialdemocracia internacional en general.

Así, fue como los líderes comunistas europeos occidentales sacaron de la chistera la fórmula "eurocomunismo", en parte también para marcar distancias frente al estancamiento y los aires de descomposición de la URSS y las llamadas democracias populares... y España no fue menos.

Pero la verdad es que no trajo nada bueno para el comunismo europeo, fue solo una fórmula política que les dió "prensa" y "cal" para blanquear y adaptar el partido a la sociedad burguesa, no les dió más afiliaciones ni presencia revolucionaria y transformadora, solo que que terminó atrapándolos y resituándolos en la socialdemocracia, en aquella corriente reformista de los Bernstein y renegados socialistas como Kausky. Desde entonces todos los partidos europeos que lo adoptaron han retrocedido hasta convertirse en apenas testimoniales... En Francia, Italia, España...

En el caso de España, pues, no ha sido diferente, el retroceso político del partido que más luchó contra la dictadura y que más sangre generosa vertió en aras a l las libertades política de nuestro pueblo, es más que evidente. Hoy es un partido silenciado, sin presencia política notoria, solo es una corriente más dentro de IU, que a su vez ésta está siendo "absorbida" por Podemos... Ahí están las palabras del alcalde de Zamora o del amigo Cayo que lo confirman.

De pena..., pero en el escaso avance hacia la República no es atribuible sólo a los avatares del PCE, también los demócratas radical-republicanos , hoy todavía dispersos y en pequeños partidos o corrientes, tenemos nuestra responsabilidad al no haber conseguido presencia pública y unidad entre nosotros. No hay ningún partido republicano en el parlamento, salvo Esquerra Republicana de Cataluña (para ellos en estos momentos solo les importa la independencia) y la minoría vasca, todo una derecha democrática y me atrevo a considerar republicana, aunque también nacionalista...

Sin duda, la constitución de partidos republicanos con presencia en la calle y una burguesía culta (y despegada de la actual ultraderecha-fascista), liberal y democrática, serían un paso de gigante para la recuperación de las Instituciones Republicanas. Recordemos que la República no es de izquierda ni de derechas, es simplemente el mejor de los ejercicios de la democracia. Intentar imponer una República monolítica y supuestamente solo de izquierdas nos llevaría a alejarnos y hacerla imposible. Las “democracias populares” cayeron en toda Europa...

Nuestro marco político más allá de los Pirineos es Europa, una Europa democrática y a la que debemos contribuir para que sea no solo de los mercados, sino que éstos estén al servicio de las necesidades de los pueblos que la constituyen.

Sin partidos republicanos de izquierda y de derecha democrática lo tenemos más que verde y muy lejos.

¡Salud y República!

(Salva Artacho, UR)


martes, 29 de septiembre de 2020




UN REPUBLICANO OPINA.


Si alguien se hace llamar majestad, alteza, duque, conde, eminencia, monseñor, excelencia... y la sociedad lo acepta sin rechistar, como lo más normal del mundo, con sumisión, etc., esta sociedad sigue anclada en un pasado retrogrado o en un pseudo-modernismo conformista de los de "sin chicha ni limoná".
Claramente no es una sociedad de iguales, es de súbditos que renuncian a la igualdad y a la justicia, las cuáles implican la libertad y a la verdadera democracia. ¡La de una mujer o un hombre libres y plenamente iguales!
De mi paso juvenil por ambientes libertarios aprendí que todos los seres somos iguales. Que si nadie trabaja por ti nadie está capacitado a decidir por ti y que la competencia bárbara a la que nos empuja el neo-capitalismo o también conocido como neo-liberalismo, como a sus protagonistas les gusta bautizarse, y extendido por todo el mundo, sobre todo, a partir de los gobiernos de Margaret Thatcher (UK) y Ronald Reagan (USA) lleva a consolidar las divisiones sociales y los egoísmos más antinaturales, que frente al mismo, la cooperación y la solidaridad harían de nosotros, los ciudadanos, el motor de progreso, libertades y bienestar social tan necesarios para lograr la sociedad más justa posible, sin abusadores ni miserias.
¡Salud y República!

lunes, 21 de septiembre de 2020


UN REPUBLICANO OPINA

¿Vamos por el buen camino hacia una sociedad plenamente democrática, libre y feliz?

Voy a dar algunos “detalles” que me hacen dudar, o más claramente decir que no.

1.Ahí está el bloqueo a la renovación del poder judicial, éste es uno más de los muchos fraudes que se producen a la sombra de esta democracia amañada. Permite que la política, como el arte de resolver los problemas que afectan al “gobierno de la polis”, quede en franco y vergonzoso fuera de juego. Los jueces que nadie elige, cuando todos los poderes del estado en una democracia dependen de la libre voluntad popular, se sitúan por encima de la política y la más de las veces deciden a favor de los de siempre...

2.Los condenados por corrupción, cumplen sus ridículas penas y salen sin devolver lo apropiado indebidamente y a vivir a lo grande...

3.La banca hace lo que le da la gana, sin devolver lo prestado para salvarse de su mala y sospechosa contabilidad, y si el gobierno de coalición, cosa que no tengo del todo clara, tenía algunos planes a favor de mantener un banco público, pues vaya corte de mangas que le han dado con la fusión que han llevado a cabo  CaixaBank y Bankia.

4.La covid-19, esa amenaza que asuela al planeta, pero que aquí tiene proporcionalmente una mayor incidencia, probablemente por causas del enfrentamiento autonomías-gobierno central y el torpedeo permanente de la ultraderecha, así como la mala educación sanitaria de gran parte de la sociedad haciendo caso omiso a las advertencias sanitarias, nos pone, pues, de nuevo en grave riesgo, probablemente tan grave como el que ya creíamos superado. Justa es la indignación de los sanitarios que ven las carencias de aprovisionamiento, de contrataciones de personal necesarias para hacer frente a la pandemia y justa su indignación ante el comportamiento anómalo de tantos saboteadores de las medidas sanitarias...

5.Asistimos a la desvergüenza de ver como algunos gobiernos de la derecha que, para acallar su incapacidad de resolver y su mala gestión de la crisis se atreven a insinuar que los emigrantes vienen a ser, en parte, culpables de esa alza de la pandemia en su comunidad, alimentando de esta forma el más condenable de los racismos...

6.La contra-reforma laboral de la derecha que el gobierno de coalición planeaba derribar (quizás desbordados por tantos acontecimientos negativos sobre-venidos), paralizada, mientras vemos como algunos empresarios siguen explotando la situación a su favor, mientras simulan lamentos y lloros, algunos de ellos, miserables y aprovechados, obligan a trabajar a empleados que están en los ERTES a cambio de la promesa de mantenerles el empleo en el futuro. ¿Dónde están los sindicatos de clase tan necesarios como inexplicablemente silenciosos y dejando hacer?...

7.La clase política, con honrosas y pequeñas excepciones volcada en salvar la monarquía, pese al evidente escándalo de abusos y corrupciones, presuntas, puestas en evidencia por la prensa internacional y los bancos suizos investigando al “emérito” huido, que una vez más ha evidenciado de confirmase los hechos (pero que el Congreso se opone a investigar en sede parlamentaria y judicial) habría venido a comportarse como la mayor parte de sus predecesores en la corona...

8.Empieza el curso escolar con gran zozobra para padres, alumnos, profesores y personal en general de la escuela. Con sorpresa , una vez más, del auge de la privada y la concertada frente a la pública. Sin una escuela pública fuerte, con recursos suficientes, la educación mayoritaria de los niños y jóvenes que mañana serán los ciudadanos no estará exenta de carencias que repercutirán en perjuicio de toda la sociedad...

9.Nuestros futuros pensionistas y los actuales viendo en peligro la forma de ajustar sus pensiones de forma clara y libre de manejos interesados de futuros gobiernos. Viendo como se juega con la edad de acceso y la revisión justa de sus pensiones que estén por encima del IPC y les aseguren una vejez con dignidad. ¡Ay! Ya no hablemos de los dependientes, en lo que va de año y aun faltan tres meses largos, ya han fallecido esperando sus prestaciones más que en todo el año 2019...

10.Mientras la Iglesia católica, la gran secta, moviéndose por encima del estado, haciendo y deshaciendo. Llevándose el dinero a toneladas de las arcas públicas, incumpliendo los acuerdos firmados de mantenerse por sí misma. El "Concordato" no puede seguir en un país no confesional y con el escandaloso número más de dos millones de pobres de solemnidad mientras los jefes de la secta se dan la vida de príncipes. Ni un “duro” más para estos vividores come cocos...

Amigos podríamos rellenar folios de denuncia de situaciones tan anómalas propias de este régimen que se resiste y se opone al progreso al que todos tenemos derecho... Progreso que solo la República, como el gobierno más democrático posible, asentado en las solidas bases de la libertad, la igualdad y la fraternidad puede garantizar.

Pero la República no puede venir sola, necesita de sus trabajadores, de los militantes republicanos, que la pongan en marcha y la construyan convenciendo y educando en sus principios justos, igualitarios, libres, laicos, solidarios... a la ciudadanía a la que en gran parte se les ha venido ocultando durante la vigencia del régimen político representado por la monarquía esa alternativa de progreso y futuro.

Un último detalle: en el congreso la cuádruple alianza de PP-Cs-VOX-PSOE niega al CIS la posibilidad de preguntar en sus cuestionarios periódicos acerca de monarquía o república. Obviar la República como alternativa de progreso es su opción.

Volviendo al inicio del escrito, reitero y concluyo que esta “democracia” amañada ni es plena ni real, ni por lo tanto está dispuesta a favorecer el verdadero progreso que la sociedad necesita.

¡Salud y República!

(Salva Artacho, UR)



 

sábado, 11 de julio de 2020



Desde Unión Republicana

Salva Artacho

Salva Artacho | Unión Republicana


Tras la pandemia de la que todavía no nos henos librado, donde nuestros hospitales y lo sanitarios siguen con graves penurias y deficiencias no subsanadas que dificultan sus tareas y los ponen en peligro en el desarrollo de su labor actual y sobre todo les sumerge en la desesperanza ante los temores de nuevas olas del covid-19 al ver en que en la práctica que siguen sin dotarse del material necesario para hacer frente a esos pronósticos devastadores que se anuncian.., y ante ello vemos la derecha no democrática (PP) y a los fascistas prestos a seguir con su campañas de bulos, mentiras y piedras en el camino a veces insalvables... 

Muchos trabajadores hoy en los ERTEs no podrán recuperar sus puestos de trabajo porque la clase empresarial pone sus intereses particulares por encima del interés general. Tan “patriotas” ellos, reabrirán empresas en otros países donde “la mano de obra” o la fiscalización les sea sea lo favorable que ellos desean, esto es , una ganga que les permita ganar más e inflar sus depósitos bancarios en esos paraísos fiscales inventados para burlarnos a los que apenas tenemos nada o solo nuestra fuerza de trabajo... ¡qué grandes “patriotas”! 

Al mismo tiempo que caminamos hacia un país donde la homofobia, el machismo, el racismo, la desigualdad, la precariedad laboral y el para-fascismo asoman y campan a sus anchas y no parece que el régimen, que dice estar escorado a la izquierda, se lo tome en serio, mas bien se enrosca en iniciativas que venden de “progreso” pero que a su vez no quieren “asustar “ ni “molestar “ al gran empresariado... 

Y ¿qué decir de la justicia? El el exrey con sus fortuna de origen desconocido y con claros indicios de corrupción viviendo a sus anchas y sin que nadie le moleste... Ya nadie se cree el cuento de la justicia igual para todos, cruel sarcasmo que cuantas más veces repiten mayor resulta la burla a la ciudadanía. 

Siguen las agresiones a gays, lesbianas, trans-sexuales... al diferente. La explotación a los sin papales, hoy acogidos para las tareas urgentes del campo, raya en la esclavitud, con absoluta carencia de viviendas y medidas sanitarias mínimas... Es el pan no deseado de cada día que no falta. 

Además en plena pandemia las agresiones y muertes de mujeres por ataques machistas no han cesado, una maldición de la que no nos libramos, sin duda porque la educación en igualdad y la justicia dejan tanto que desear que no la pueden parar. 

Al tiempo que vemos como los los medios de comunicación al servicio del poder inventan y fabrican la información que a éste le interesa en cada momento... ¿verdad señores de Prisa, de la SER, de Onda Cero, de la Cope, delas tvs...? Sin duda esta clase política nacida con o a la sombra del régimen del 78 no está a la altura de las necesidades de un país avanzado y democrático como necesitamos, lo han demostrado, lo siguen demostrando día a día. 

Hoy más que nunca cabe el rearme ideológico republicano, el nacimiento y la reorganización de los republicanos para hacer frente a estos retos que la clase política actual se muestra incapaz, “unos” por no llegar a soluciones porque el el régimen tal como está concebido les ahoga y cierra puertas y “otros”, los más, satisfechos porque el régimen que montaron les permite sus enriquecimiento y le protege hasta límites impensables en un sistema democrático real. 

Surge pues la aparición en la escena política, con protagonismo y coraje del movimiento republicano, sin enfrentamiento entre nosotros y con la mayor voluntad de entendimiento y trabajo común. No cabe defraudar la esperanza de la sociedad civil. Unión Republicana se pone a ello.

domingo, 21 de junio de 2020

Nuestro objetivo, la República. 

El gobierno de coalición PSOE-UP representa, sin duda un gran alivio para las clases populares si miramos hacia atrás, a los diferentes gobiernos que les han precedido desde que se aprobó la llamada constitución de 1978. Pero ni uno ni el otro son partidos republicanos, aunque algunos de sus componentes individuales se consideren como tales. Son partidos de ideología socialdemócrata compatibles con una monarquía, como son los afines suecos, los daneses o los laboristas ingleses por citar algo de lo que se da en Europa.
Recordemos que esta Coalición de Gobierno inició su andadura política prometiendo lealtades a la constitución/78 y al Rey Felipe VI, y sin ninguna mención a la República.
A este gobierno, pese a todo, no quiero negarle “bondades”, pues ciertamente se darán pasos que contribuyan en parte a limar esas diferencias abismales en favor de las clases menos favorecidas con respecto a los gobiernos precedentes, pero tengo claro que con ellos no llegaremos a una República. Lo más que trabajarán es para que la “parte más social” de la constitución del 78 boicoteada y recortada en la praxis política y social hasta hora por los gobiernos que les han precedido sea un tanto más real, pero al fin y al cabo queda en un "intento" lleno de bondades y de "cierto" alivio social. Pero repito, no me canso, en mi opinión, no son republicanos y su objetivo político no es la República.
Para los republicanos, hoy todavía bastantes dispersos, la única referencia constitucional válida es la de la que representa IIª República. Cierto que han cambiado mucho los tiempos y que será más que necesario actualizarla para que responda los avatares del siglo XXI. Cuando recuperemos la Legalidad Republicana ya introduciremos las adaptaciones que consideremos acordes a los tiempos. El pueblo hablará y decidirá. 
Lo importante es que conseguimos cuajar y hacer fuerte y presente el partido republicano, como tal al margen de los reformistas del régimen PSOE-UP. Y abierto al diálogo y al encuentro con otra formaciones republicanas del país. 
Esa falta de presencia y organización republicana es nuestra debilidad a superar para evitar que la monarquía, y sus sustentadores, se consoliden en su empeño de hacer creer a nuestro pueblo que son lo más parecido a las monarquías del norte de Europa y que nada tienen que ver con el franquismo, su verdadero diseñador.
Sin República no hay democracia real, el estado es en cierto modo “finca” particular de una familia, una familia que lo es todo menos noble, en sentido amplio de la palabra, al beneficiarse de su situación privilegiada para el enriquecimiento personal y darse la gran vida mientras este pueblo desprotegido sufre las lacras del desempleo y de un estado de bienestar a la baja... 
La historia y recientemente los descubrimientos de los tratos y comportamientos más que deshonestos del sucesor de Franco no solo nos dejan perplejos sino que confirman la necesidad de una jefatura del estado responsable y sujeta a la ley igual para todos, sin privilegios ... 
Esto solo lo puede garantizar una República democrática, donde los ciudadanos eligen, donde todos tienen las mismas oportunidades, donde el que la “hace la paga” por muy alto que esté en ese momento en la “cúspide” política.
Una República donde la libertad, la igualdad y la fraternidad acampen y abracen a todos los ciudadanos, que la aceptan y la defienden como el mejor de los bienes políticos de los que podemos dotarnos.
Para lograrlo es necesario mayor compromiso, mayor organización, más presencia, más militancia... 
Unión Republicana está en ello. 
(Salva Artacho) 

viernes, 19 de junio de 2020

19 DE JUNIO 2020



¡NO!   A OTROS SEIS AÑOS DE MONARQUÍA

6 años cumple el hijo del sucesor de Franco en el "trono" impuesto por la dictadura para acceder a la democracia formal, que no real. 
6 años que los republicano no hemos sabido ganarnos la voluntad mayoritaria de la ciudadanía a favor de restaurar la República, la democracia real, aplastada por un golpe de estado fascista y clerical que acabó en una cruel guerra de aniquilación de las libertades democráticas y sociales, con miles de ciudadanos represaliados y asesinados que yacen en tumbas que no son tumbas en vaguadas, cunetas y puertas de cementerios...
6 años que seguimos fuera de los parlamentos y foros públicos...
6 años sin prensa y acceso a los medios de difusión propios de los republicanos... 
Mientras la derecha y los fascistas se organizan y amenazan cualquier intento de tirar hacia delante, hacia un estado democrático y, por ende, republicano.
6 años con una izquierda que titubea y acepta la monarquía y el régimen del 78 por "precepto" legal...
6 años desmontando el débil estado de bienestar social, con la seguridad social parcheada, en retroceso y, quizás, saqueada por los gobiernos sucesivos de la derecha.
6 años donde se ha seguido privilegiando a la escuela privada y concertada frente ala pública, donde la iglesia a manoseado las conciencias de nuestros niños a través de sus catecismo y dogmas.
6 años que nuestros jóvenes, hijos de las clases trabajadoras, que han logrado dotarse de una educación superior se ven obligados a emigrar para el ejercicio de sus profesiones.
6 años sufriendo unas reformas laborales que imponen pesadas cargas a los trabajadores y convierten a los explotadores en mirlos blancos.
¿Cuántos "6 años" vamos a tener que soportar hasta llegar al régimen democrático de libertad, igualdad y fraternidad que nos arrebataron con la fuerza más bruta e inhumana a lo largo de la historia de este país.
Construyamos unidad republicana, discurso y compromiso, organización y repuesta a la ciudadanía y su verdadero intereses sociales, políticos, humanos... y romperemos, al fin la espera de otros "6 años"
(salva artacho, Unión Republicana)

lunes, 13 de enero de 2020

Un republicano opina.



En mi opinión.

Este gobierno de coalición PSOE-UP representa, sin duda un gran alivio para las clases populares si miramos hacia atrás, a los diferentes gobiernos que les han precedido desde que se aprobó la llamada constitución de 1978. Pero ni uno ni otro son partidos republicanos, aunque algunos de sus componentes individuales se consideren como tales. Son partidos de ideología socialdemócrata compatibles con una monarquía, como son los afines suecos, los daneses o los laboristas ingleses por citar algo de lo que se da en Europa.
La coalición de gobierno que hoy a iniciado su andadura política se ha iniciado prometiendo lealtades a la constitución/78 y al Rey Felipe VI.
Al nuevo gobierno no quiero negarle “bondades”, ciertamente se darán paso que contribuyan en parte a limar esas diferencias abismales en favor de las clases menos favorecidas con respecto a los gobiernos precedentes, pero con ellos no llegaremos a una República. Le acaban de prometer “vasallaje” no al jefe del estado sino al “rey” y acatar la constitución del 78. Lo más que trabajarán es para que la parte social de la constitución del 78 boicoteada y recortada en la praxis política y social hasta hora sea más real, un buen intento lleno de bondades y de alivio social. Pero repito, en mi opinión no son republicanos y su objetivo político no es la República.
Para los republicanos, hoy todavía bastantes dispersos y desorganizados, la única constitución es la de la II República. Cuando recuperemos la legalidad ya introduciremos las adaptaciones que consideremos acordes a los tiempos. Lo peor es que no conseguimos cuajar un partido republicano como tal al margen de los reformistas del régimen PSOE-UP. Ahí está nuestra debilidad y la fuerza de la monarquía , en la medida que se consoliden esta alcanzará más parecido a las monarquías del norte de Europa y se alejará del franquismo donde tuvo su origen.
Sin republicanos organizados y unidos no se dará la III República. Pero esto por mucho que lo repitamos no nos entra en la cabeza... Así nos va, es lo que hay hoy por hoy. No cabe rasgarse las vestiduras... 

Salud y República.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Un republicano opina



Acerca del "conflicto" España-Catalunya, en mi opinión...



1. La gran burguesía catalana sabe que la mejor parte de su negocio está en gran parte en el estado español y en consecuencia obtiene garantías para su su libertad de movimiento y negocio por la Unión Europea, de ahí su huida de bancos y empresas ante el resurgimiento de los independentistas a otras partes del Estado, estos últimos, los independentistas, responden a los parámetros de la pequeña burguesía, frustrados ante el gran capital vuelven a retomar el localismo ancestral, lo que viene a ser un retroceso al S. XIX

2. Por el contrario La clase obrera catalana no es independentista, muchos de ellos procedentes de otras partes del estado o hijos de anteriores migrantes, y paradojas de la vida coinciden con la gran burguesia frente a “estos” neo-pequeños burgueses independentistas en su deseo de permanecer ligados al Estado. 

3. La solución, no es el 155, ni el cierre a hablar, ni la represión, ni incrementar un odio populista como suelen hacer los medios... La solución está en concertar una fórmula estatal que permita resolver el conflicto, cosa en este momento difícil, pero no imposible a corto y medio medio plazo. La solución definitiva estaría en una República democrática y federal.

4. ¿Hay voluntad firme de todas las partes en congelar la crispación y crear espacios para el diálogo y la concertación? La derecha españolista ya sabemos que no la tiene, la derecha catalana pequeño burguesa y la CUT, ídem de lo mismo. La palabra para emprender la solución la pueden tener la izquierda española y la catalana. Ojalá apuesten por ello y eviten unos "Balcanes".

¡Salud y III República, ya!

lunes, 21 de octubre de 2019

Un republicano opina


10 de noviembre.

De nuevo y la vista las urnas, por el empeño del PSOE de cerrar la participación de la otra izquierda, la de Unidas Podemos, en el gobierno del estado.
Pero ¿de qué estado hablamos?
¿Estamos en un estado plenamente democrático? La separación de los poderes del estado es conforme a los cánones de la democracia? ¿ Los cargos que gobiernan o deciden o representan a la ciudadanía son electos por el pueblo en su totalidad?
¡No!, seguimos en el régimen de 78. En una monarquía heredada o mejor dispuesta y ordenada por el dictador que estos días, al parecer va a abandonar definitivamente el mausoleo que se auto-construyó explotando la mano de obra que le proporcionaban los prisioneros que hizo tras imponer su dictadura al estado legal de la República Española.
Cierto que la izquierda española que tanto luchó contra la dictadura claudicó o cayó en la trampa que el régimen franquista les ofreció: una semidemocracia amañada en lo político, en lo económico, en los social, en lo cultural... Y hoy seguimos sumergidos en ese paradigma contradictorio y sin solución a corto o medio plazo, porque siguen haciendo suyo un “régimen” que suplanta la legalidad que el dictador ahogó con su guerra fascista.
El capitalismo global, en versión española lo más que nos ofrece es precariedad y salarios miserables que apenas nos permiten subsistir. Con el creciente desempleo y el bajo nivel salarial en general ahogan a la seguridad social y ponen en peligro las pensiones de todos, teniendo en cuenta que a ser las bases reguladoras por donde se recogen los fondos tan bajas, la contribución por parte de los trabajadores al sistema público baja considerablemente. En otros países el sistema publico de la seguridad social, en parte, no está solo a cargo de los trabajadores, sino que el propio estado contribuye al mismo, con lo que gozan de mayor seguridad futura. Lo que no se da aquí.
Por otra parte, los políticos, de la derecha o la izquierda (acomodada) no ponen en solfa al sistema del que viven (de ahí que la reforma laboral contra los trabajadores de Rajoy no la hayan derogado) y les permite una posición privilegiada, a lo más que aspiran son a mínimas reformas, a correr velos sobre las heridas de la desigualdad y la indefensión de los trabajador@s. En definitiva “parcheo” que no soluciona nuestras necesidades sociales. 
En estas circunstancias el voto, según a quien se lo demos, es un camelo o un cheque en blanco para que nos sigan dando por donde amargan los pepinos.
No digo que nos abstengamos, de hacerlo la derecha barre con mayores y desastrosas consecuencias, solo digo que seamos responsables y veamos con criterio crítico a quien votamos, pero sobre todo que luego hagamos un seguimiento y exijamos el cumplimiento de sus promesas electorales.
Votar y luego dejarles hacer, sin movilizarnos y exigirles, es rendirnos y pensar que nada se puede hacer, es lo que más les conviene a los políticos que van de "profesionales" y lo que menos a las clases trabajadoras.
El 28 de noviembre tenemos la palabra. Que no nos la peguen.
Salud y República.

jueves, 26 de septiembre de 2019


Un republicano opina.

"De la lucha de clases al eurocomunismo, del no a la burguesía a aceptar sus planteamientos e incluso la monarquía..."
Os acordáis. A finales de los 70 y principios de los ochenta apareció el "eurocomunismo" como fórmula mágica para adaptar los partidos comunistas de occidente a la sociedad burguesa donde se movían y salir del estancamiento que parecía les retenía y empezaba a hacerles mella y no les dejaba tocar poder. El caso más sonado fue el de Italia, donde los comunistas eran el segundo partido, pero no lograban superar a la democracia cristiana y sus aliados...
Así, fue como los lideres comunistas europeos occidentales sacaron de la chistera la fórmula "eurocomunismo", en parte también para marcar distancias frente al estancamiento y los aires de descomposición de la URSS y las llamadas democracias populares...
Pero la verdad es que no trajo nada bueno para el comunismo europeo, fue solo una la fórmula política que les dio "prensa" y "cal" para blanquear y adaptar el partido a la sociedad burguesa, no les dio más afiliaciones ni presencia revolucionaria y transformadora, solo que que terminó atrapándolos y resituándolos en la socialdemocracia, en aquella corriente reformista de los Bernstein y renegados socialistas como Kausky. Desde entonces todos los partidos europeos que lo adoptaron ha retrocedido hasta convertirse en apenas testimoniales. Francia, Italia, España...
En el caso de España no ha sido diferente, el retroceso político del partido que más luchó contra la dictadura y que más sangre generosa vertió en aras a la las libertades política de nuestro pueblo, es más que evidente.
Hoy es un partido silenciado, sin presencia política notoria, solo es una corriente más dentro de IU, que a su vez ésta está siendo "absorbida" por Podemos... Ahí están las palabras del alcalde de Zamora o del amigo Cayo que lo confirman.
De pena... , pero los demócratas radicales veríamos con la mejor ilusión política el rearme ideológico de un partido tan glorioso como fueel PCE. Con ello, sin duda, nuestro avance, descartado el PSOE por su pervertida conversión a los planteamientos de la monarquía y la burguesía, sería un paso de gigante para la recuperación de las Instituciones Republicanas. 
¡Salud y República!