viernes, 27 de mayo de 2011

salva opina


No sé que ha pasado en el blog, pero han desaparecido de repente los nombres de los seguidores, no se a que se debe, pero conscientemente no creo que tenga nada que ver. Por favor a los que os interese seguir el mismo volver a daros de alta. Saludos republicanos y gracias.

6 comentarios:

  1. Hola Salva, me alegra saludarte una vez más. Seguramente, estarás loco tratando de averiguar dónde podrás haber tocado para que desaparezca el cuadro de los seguidores. Yo, al leerte tu observación, he dejado de volverme loco en la misma averiguación, ya que también me sucede lo mismo, y me he metido por no se donde para hacer... no se qué, por lo visto es un problema de blogger y que no es el único, pues hasta hace un momento no me permitía el acceso a mi cuenta y algunos comentarios que he escrito al darle para activarlos, me han desaparecido. Así que no te preocupes, pues parece que están haciendo ajustes, y que a nosotros no siendo duchos en la materia (por lo menos yo), enseguida asumimos la culpabilidad...

    Un abrazo, querido Salva.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Juan cuanto me alegro de saber de ti por lo que el "problema" sufrido ha valido la pena. Pues, sí, no soy muy ducho, ¿se nota?, y no sabía si era el "culpable"... Espero que las pruebas que tenías que hacerte, lo deseo de todo corazón, te hayan salido bien. Bueno seguiremos en contacto y me alegro de que estés de vuelta, es la mejor noticia que me llevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno pues volvieron a aparecer, perdonad por el susto. Gracias por leer y comentar. Un abrazo republicano a todos.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Salva, ¡ya se arregló solito el problema! ves cómo ya funciona normal todo...?, yo también me alarmé pues pensé que al haber tenido sin usar mi blog todo éste tiempo, ¡me lo han cerrado por revolucionario!. Todo una simpática anécdota.
    Respecto de las pruebas, solo puedo decirte que me lo hicieron pasar muy muy mal, por lo doloroso que me fueron y a pesar de que me decían estar anestesiada la zona. Pero el caso es que no siento mejoría alguna, es más, creo y noto que estoy empeorando, ya que cada día me cuesta más esfuerzo por el dolor, estar erguido y deambular cuatro pasos, me cuesta asumir mi situación pero es lo que hay y lo que nos toca ¿verdad querido Salva? tú también has tenido lo tuyo, y éste tipo de situaciones en la salud no se vislumbran cuando se ha estado sano y fuerte.
    Me siguen tratando en la unidad del dolor, ahora en la Fe nueva, y la verdad es que ya no espero grandes cosas para mi en lo que respecta a mi salud, caminaremos en la vida aunque sea a trompicones y por mientras dure.

    Un abrazo mi apreciado Salva.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Juan: La verdad es que tenías razón, estos del bloger son un poco cabronazos..., vaya susto que me pegué.La vida es lucha y querer vivir cada día amigo mío, te lo digo por experiencia, creo que vale la pena mientras uno mantenga la dignidad. Hoy en día las unidades del dolor van funcionando mejor y muchas veces depende del médico que te ha tocado en suerte, algún día te contaré mi experiencia quirúrgica..., pero te animo a luchar , necesitamos en esta sociedad tíos tan enteros como tú. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus muy apreciadas palabras de ánimo amigo Salva, desde que sufrí aquel 6 de diciembre de 1979 el fatídico accidente, mi vida se truncó totalmente por las lesiones que me produjeron, entonces el médico traumatólogo que me atendió me dijo que lo peor no lo tenía aún, pues con la edad me aparecerían más trastornos serios, y no se equivocó el hombre, mi vida laboral siempre me ha supuesto un esfuerzo super extraordinario peleando contra el dolor, pero la juventud y ganas de vivir junto a un par de nolotil me solucionaban momentaneamente, estando ultimamente trabajando donde me pegaba unas kilometradas del carajo, fué cuando empecé a notar que ya no era cuestión de coraje y que algo no marchaba bien en mi físico, el dolor mucho más intenso y acentuado desde el cuello hasta la punta del pié no me permitían hacer casi nada, hasta que ya entré en manos de los matasanos, en julio pasado un dolor intensísimo en los hombros principalmente el izquierdo, me tuvo en el arnau de vilanova del que ya salí en silla de ruedas y el brazo izquierdo casi paralizado.

    El caso querido Salva, es que ilusiones en la vida y ganas de viajar pero en plan tranquilo no me faltan, pero me doy cuenta de mi realidad que es la que me cuesta aceptar, mi doctora me ha recomendado el tratamiento del psiquiatra en el centro de Godella, ya veremos en qué resulta de todo al final, de momento solo me queda paciencia y esperar.
    Leí el post donde esbozabas tu experiencia con la salud, y por situaciones similares de un familiar cercano, se bien que es una dura lucha la que tuvistes y de la que aún no te habrás librado, se que me alegró y sorprendió tu optimismo al plantarle batalla a la enfermedad, eso sí es tener coraje y ganas de vivir eso si es entereza, aunque me consta de que no es fácil mi apreciado contertulio, te deseo lo mejor en tu paso por ésta vida y me alegra contar con tu aprecio y amistad.

    Un saludo de aprecio.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.