jueves, 17 de diciembre de 2015

un republicano opina


SER O NO SER DE IZQUIERDAS.

Algunos de los políticos más modernos "re-nacidos" a la sombra del 15 M y "estrellas" televisivas de nuestras arcaicas cajas de tontos han descubierto, o eso creen, que definirse de izquierdas es un cortapisas insalvable para llegar a los electores, muchos de ellos desencantados de lo que en parte han hecho la izquierda "oficial", los del PSOE, que pese a sus políticas neoliberales tienen la desvergüenza de seguir llamándose "izquierda", o desilusionados frente a las connivencias burocráticas y luchas internas dentro de lo que ha sido Izquierda Unida hasta la aparición del liderazgo A. Garzón, creen que ya no es el instrumento válido para acercar y traer la armonía social y política que nuestro pueblo necesita para progresar y superar las injustas situaciones que soportamos en el estado de la corrupción y la miseria que las clases dominantes nos han traído.
Pese a todo, los que nos sentimos de izquierda, reclamamos con orgullo esa raíces, sin importarnos o caer en cambios estéticos cuasi-vergonzantes que puedan gustar más o menos a los que van de "progres" modernos o que creen serlo y por ello han "superado" esas divisiones ideológicas a la que abandonan en los altillos o en los sótanos de sus viviendas de "clase" media.
Soy de izquierdas y por ello me indigno ante la millonada de injusticias que sufren cantidad de gentes que nos rodean.
Soy de izquierdas y me indigno contra las agresiones que el sistema de producción y explotación capitalista somete al medio natural. ¿Qué será de las generaciones futuras si no paramos esos ataques al medio?
Soy de izquierdas y por ello acepto la democracia, acepto el diálogo y confronto dialécticamente con los que tienen opiniones distintas.
Soy de izquierdas y ello no significa que obligatoriamente que tenga que ser comunista, socialista, anarquista... pero tampoco "anti". La diversidad ideológica es la mayor fuente que pueda mover la sociedad hacia delante.
Soy de izquierdas y pese a mis limitaciones me propongo profundizar en el conocimiento, en los avances tecnológicos y culturales, en gozar de la educación y de la cultura y en actuar para que esos derechos sean universales y accesibles a todos.
Soy de izquierdas y en consecuencia tengo asumido que hombres y mujeres son iguales en derechos y obligaciones.
Soy de izquierdas y consecuentemente estoy contra el avasallamiento, la burla, el robo y la explotación del hombre sobre el hombre.
Soy de izquierdas y asumo como ideología el internacionalismo frente al chovinismo que los "patrioteros" suelen utilizar para dividirnos y enfrentarnos. El inmigrante sirio, el obrero de Dublin, el desahuciado de nuestros barrios víctima de la crisis es mi compatriota, mi hermano, frente al banquero que presume de nacionalismo mientras vende armas que exportan la muerte, la destrucción la división entre los pueblos. 
Soy de izquierdas porque estoy contra cualquier manifestación de violencia, terrorismo y guerras, entendiendo que la paz y la convivencia es el mejor de los caminos para el desarrollo de la humanidad.
Soy de izquierdas porque la Libertad, la Igualdad, la Fraternidad que trajo la Revolución Francesa se plasman en la Justicia y la Solidaridad llegando a todos, con el esfuerzo y la colaboración compartidos entre los que sin avergonzarnos nos reclamamos de la Izquierda.
Salud y República.

lunes, 2 de noviembre de 2015

un republicano opina



Reflexión de un republicano.

El PSOE critica la reforma laboral del PP, la cual como todos hemos experimentado empeoraba la ya de por si a la que hizo el gobierno Zapatero. Pero su propuesta de reforma es una nueva traición a los intereses de los trabajadores, siendo de un corte neoliberal total, elaborada por el exministro de Zapatero Sevilla e inspirada en las propuestas del gabinete de estudios del BBVA; básicamente vendría a suponer la existencia de tres tipos de contrato laboral: indefinidos con una indemnización por despido de 8 días, un temporal de hasta dos años y uno de formación. En definitiva de "guatemala a guatepeor".

Solo una candidatura de unidad popular y de izquierdas recogeria las conquistas históricas de los trabajadores, oponiéndose a la precarización y explotación laboral a la que nos han llevado los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP, y podría acercarnos al estado del bienestar social del que tampoco hemos llegado a gozar.
 
No te dejes engañar, ni el PP, ni el PSOE ni C's defienden los intereses de las clases populares y obreras. Después vendrían los lamentos.

Salud y República.

jueves, 22 de octubre de 2015

Un republicano opina


¿ELECCIONES GENERALES?


Han a convocado Elecciones Generales con la esperanza de que el partido más corrupto y enemigo de los trabajadores vuelva revalidar su mayoría absoluta que garantice a la aristocracia, a la gran banca y a la Iglesia sus situaciones de privilegio, al mismo tiempo que se echa tierra sobre la corrupción.
Aparentemente, convocar elecciones generales es el “sumum” de la democracia. Pero claro solo aparentemente:
Con una “Constitución” que hace aguas y que jamás aplicó lo poco de social que tiene enumerado...
Con una Jefatura del Estado no electa...
Con una ley electoral discriminatoria, entorpecedora y prohibitiva para los que pretendan presentarse cuestionando la situación, además de claramente favorecedora de los mantenedores natos del sistema, PP y PSOE, y sus recambios (ideados desde dentro del sistema) CS y Podemos...
Con unos medios de comunicación que mienten y dislocan las situaciones día si y al otro también, que fabrican las verdades que interesan a los poderosos y encubren las miserias y desigualdades sociales sin el menor de los pudores...
Con una economía tan injusta y desigual que hace a los ricos más ricos y a los trabajadores más pobres, más precarios, indefensos y abocados a la miseria...
Con unos sindicatos silenciados, burocratizados, ausentes y abocados a la desaparición por la falta de “impetus” y compromiso social...
Con una justicia tan lenta y tan precaria (por no añadir adjetivos mayores pero que están en la mente de todos) que casi se podría decir inexistente...
Con una Iglesia tan activa a favor del orden aristocrático-burgués, entremetida para acallar las reivindicaciones sociales y financiada desde el poder para mantener el “rebaño” en los pastos más míseros y secos que se puedan imaginar....
Cuando hay prepotencia, impunidad, discriminación, ley mordaza, falta de oportunidades, hambre, pobreza, desahucios, muertes mientras se espera una cama en los pasillos de urgencias, no se pueden iniciar estudios por ser hijos de trabajadores sin recursos, se asesinan mujeres por ser mujeres, se producen expulsiones en caliente, se menosprecian a los que vienen buscando el pan... no hay democracia.
Claro, que hay quienes dicen que sí, que hay democracia... Son lo que nos llevan a las guerras como “infanteria” del imperialismo, los que nos reprimen cuando reclamamos nuestros derechos, los que nos han quitado el poco derecho social que con nuestra luchas de antaño habíamos alcanzado. También están los iluminados, llenos de buenas intenciones y que se llegan a creer, por su condición “sabios” al estilo de Platón, que pueden solucionar desde dentro del sistema las injustas situaciones que padecemos la mayoría social, sin percatarse que el sistema les hace presos del mismo y que tocarán “poder” en la medida que no peligren los poderosos.
Nada espero de los “creadores” del a Transición... Poco espero de los “salvadores” que acuden a relevar a los que en su seno llevan el despilfarro y la corrupción, pese a que no dudo que muchos de ellos van con las mejores intenciones.
Y es que el sistema tan desigual e injusto no puede aportar la justicia y la democracia de la que carecemos. Solo con la Unidad Popular y la lucha de los trabajadores, de las mujeres, de los ciudadanos progresistas quizás se logre algo de esperanza y avance. Quizás...
Salud y República.


miércoles, 7 de octubre de 2015

un republicano (demócrata radical) opina

LA ESPAÑA DE HOY VISTA POR UN DEMÓCRATA RADICAL

Ya "don" Mariano convocó la elecciones generales para cuando a él y a la monarquía más les convino. Los banqueros y especuladores contentos escarciarán el champagne de importación a quintales, mientras los más afortunados de nosotros a lo más que llegaremos será a unas botellas de sidra y quien llegue y pueda.
Elecciones generales... ¿para qué? Seguirán con el cuento de la crisis para seguir acumulando millones a costa del sufrido pueblo, mientras afianzan esas instituciones nacidas de voluntades nada democráticas. Aristocracia e Iglesia tiene asegurados un "sustancioso y fructífero" porvenir al igual que los trabajadores tendremos salarios más reducidos y jornadas más largas mientras nuestros hijos tendrán una escuela de peor calidad (pese al esfuerzo voluntarioso de miles de buenos maestros) y nuestros ancianos y dependientes verán y se sentirán impotentes ante el abandono de lo más elemental del derecho del bienestar.

Lo peor es que engañan (o peor, se dejan engañar) más 18 millones de votantes... Qué bajo nivel de conciencia política y ciudadana se da en nuestro país. 
La ideología de la clase dominante ahoga cualquier conato de romper con la alienación en la que nos asumen o nos asumimos.
Y es que sin Unidad Popular no vamos a avanzar, ni mejorar ni conquistar el pan y la libertad. Solo los que la rompen se creen predestinados a ocupar espacios cortesanos y de pleitesía, inconscientes de que con su engreimiento, harán perdurar la sociedad de desigualdad, inseguridad, e injusticia donde nos meten día a día los partidarios del establishmen que un día dictó y diseño un dictador. ¡Lástima!
Quizás nuestros nietos algún día puedan perdonarnos. 
Un abrazo. SyR.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Un republicano opina

Elecciones, independencia-no independencia de Catalunya y IIIª República.


A una semana de las elecciones catalanas convocadas por el "poder" burgués catalán con la intención de escapar hacia delante del atolladero político en que se han metido y no han sabido resolver. 
A unos meses de unas elecciones generales en el seno de una monarquía, que reclama su "legitimidad" en una transición política de la dictadura a una democracia formal y en la que no todas las partes tuvieron la misma libertad para decidir la restauración de la República o claudicar ante la voluntad y diseño político de una dictadura para sucederse.
¿Ruptura en Madrid o ruptura con Madrid?. ¿Dónde juega la izquierda? ¿Hay silencio republicano?
Los que plantean la ruptura con Madrid en su acervo político lo tienen más o menos claro, con enormes diferencias, No es lo mismo Convergencia-Esquerra, que la CUP. 
Pero ¿dónde están los que en esta parte del Ebro plantean un "ruptura" en Madrid?. ¿Donde la izquierda no catalana que pueda ofrecer a Cataluña el reconocimiento y la entente que haga posible andar en un proyecto republicano común? No oigo a casi nadie de los que van a encabezar plataformas como "ahora en común" hablar de República con letras mayúsculas, ni de plataformas republicanas, ni de frentes populares republicanos ni de unidad popular hacia la III República...; en la medida que se acercan los procesos electorales convocados desde las posiciones de los que dominan el marco de la denostada "transición", los "republicanos" organizados en partidos que han tocado o disfrutado de migajas de poder bajan el tono republicano con la esperanza de hacerse con un hueco político mayor o de obtener una hogaza un poco más grande, sin importarles de fondo que con su conducta política siguen permitiendo que la monarquía se afiance, lo que en cierto modo es una traición política vergonzosa y sin justificación a la República. Para traicionar a la República siempre tienen justificaciones como "no es el momento", "más adelante", "ahora toca salir de la crisis", "lo importante es echar a los corruptos", "fuera Rajoy"... La ruptura con Madrid se producirá, seguramente, porque en Madrid no se producirá la ruptura en Madrid. 
Ayer le regalaron una serie televisiva de cierto éxito, mañana inclinarán la cabeza... y la Legalidad republicana de la que se dotó el pueblo soberano en 1931 seguirá pisoteada y abandonada como esos miles de republicanos que yacen esparcidos en las cunetas de nuestro país.
Quizás la llegada de la República Catalana sea el repulsivo que a los republicanos de esta parte del Ebro nos conmueva y nos haga ver que así no se puede seguir. Que la hora de la República es la hora en la que los republicanos se sacudan los miedos, la falsa comodidad del sistema y decidan ejercer de republicanos.
Salud y República.

jueves, 30 de julio de 2015

Un republicano opina


LA GRAN MENTIRA DEL CAPITALISMO Y SUS ADMINISTRADORES POLÍTICOS.

Cuando éramos estudiantes en la Escuela Social de Trabajo (hoy Escuelas Universitarias o Facultades  de Trabajo Social)  nos hablaban y se empeñaban en que entendiéramos las nociones mínimas de microeconomía y macroeconomía, quizás para convencernos a los futuros graduados sociales que nuestra labor era cuando defendiéramos a los trabajadores de la "mala acción punitiva" del empresariado contra los mismos (despidos, planes de regulación, sanciones...) que no eran un capricho de tan "buenos  y estupendos emprendedores" que abundan/desabundan según el peso de las monedas que llenan su  bolsa en esta tierra hispana.  Teníamos que convencernos que la economía capitalista no es mala en sí, que es lo que hay, que es mejor que lo que se daba más allá del telón de acero, hoy desaparecido y en comunión total con el capitalismo mundial. Que por encima de las bondades del "sr." empresario estaban las leyes de la "oferta y la demanda", y que las crisis del sistema eran inevitables periódicamente y se resolvían  cuando menor era la intervención de los estados y se dejaba  obrar a ese instrumento conocido como la "mano invisible".
Cuantas mentiras y cuantos cuentos se meten en las cabezas de los estudiantes para que reproduzcan  y extiendan las falsas bondades de un sistema injusto, arbitrario y cruel contra la mayoría social de la ciudadanía.
En nuestro país la "lucha de clases" de la que hablaba K. Marx se ha ido diluyendo porque bastantes trabajadores y sobre todo los de cuello blanco ganaron más  y se creyeron cómodos de encuadrarse en ese invento del propio sistema conocido como "clases medias". Las aspiraciones  de la clase trabajadora fueron dejando de ser  destruir el capitalismo para llegar al socialismo, sino llegar a formar parte como sea ( aunque en muchos casos conllevó la sobre-explotacion de jornadas laborales interminables) de esa "bendita" clase media. Claro que los partidos de la "izquierda legal" del sistema,  así como los sindicatos  burocráticos fueron una herramienta imprescindible para esos logros.
Como todos sabemos las crisis del capitalismo son cíclicas y aparecen cuando el mismo (ahí la intervención de la "mano invisible") decide re-estructurarse y tira lastre. Sus consecuencias son: adiós al empleo "fijo",  adiós  a los engaños de estado del bienestar social, adiós a las puertas abiertas a la "clase media", adiós a la los beneficios sociales, adiós a la seguridad social, adiós a las puertas abiertas al universidad para  los hijos de trabajadores... y vuelta a la sobre-explotacion salarial, a la precariedad laboral, a la reducción de la seguridad e higiene laboral, al fin de la prevención y del mutualismo, al  coto salvaje a las prestaciones sociales por desempleo,  el cual se convierte en una tropa desmoralizada y presta a lo que los "señores  capitalistas" les ofrezcan, aunque sean míseras migajas.
Esas son parte de las "bondades" del capitalismo global como ahora gustan llamarse. No hay otra  salida... Pero ¿de verdad no hay otra salida?
El conformismo de una gran parte  de la sociedad  parece confirmarlo. 
Para botón de muestra ahí están los últimos procesos electorales, la confianza depositada y revalidada ampliamente en los gestores "políticos"  de la clase minoritaria capitalista,  son los que hacen las leyes y ordenan la represión oportuna cuando peligra el orden que tanto les beneficia. 
¿Les beneficia la situación agónica de amplias capas de la población a los capitalistas y especuladores?
Quién no lo ve es porque no quiere. Sino cómo se explica que cuando la media salarial de los trabajadores (ya no hablemos de las condiciones precarias y abusivas que se dan dentro del marco laboral de los que tienen todavía  la suerte de tener un empleo) va cayendo año tras año y los grandes bancos como el SANTANDER obtiene beneficios del 24%,  TELEFÓNICA duplica sus beneficios, REPSOL logra un incremento del 35%...  y así la mayoría de corporaciones y entramados de la gran explotación.
Quién lea esta reflexión, al que le agradezco su paciencia por hacerlo, no debe pensar que es el lamento de un "comunista" que llora su fracaso. No,  lejos de mi ese marco ideológico que sí ha fracasado: muro de Berlin, desintegración de la URSS, capitalismo chino garantizado por un partido comunista...  Son la reflexión de un demócrata radical, que reivindica la democracia económica, política y social, que solo se puede dar con la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, ideales pervertidos hoy en algunas de las repúblicas que nos rodean, pero que en sí no dejan de ser la única vía que nos puede llevar a una sociedad de la solidaridad real.
Salud y República.


sábado, 20 de junio de 2015

un republicano opina



19 DE JUNIO DE 2015


Hace un año miles ciudadanos salíamos a las plazas públicas  con nuestras Banderas Tricolor y reclamábamos  la IIIª República,  un proceso constituyente,  una sociedad de mujeres y de hombres libres e iguales... Rebosábamos entusiasmo y ganas.

Ayer, dia 19 de junio de 2015, unos centenares salíamos de nuevo a las calles y plazas  con las mismas y nobles intenciones, solo que cantaban clamorosamente las amplias deserciones.

¿Somos menos republicanos que hace un año? 

¿El que va de monarca y su gobierno nos han sacado de la crisis y nos ha llevado a una sociedad de oportunidades iguales para todos?

¡No! 

Los pobres más pobres, los trabajadores en condiciones más precarias, los jóvenes ni te cuento...  Y  la minoría de ricos, más ricos. 

Sencillamente los que de verdad éramos republicanos lo seguimos siendo, quizás los que solo tenían una "postura" se quedaron en casa por que era más cómodo, más fácil, con menos riesgo... 

El partido de los círculos con su fulgurante aparición y su "recetario" oportuno, revisabable (según el momento y  la proximidad  alcanzar  a ese ansiado poder político que les quita el sueño) ha calado entre la gente y ha desactivado parte de los sedimentos republicanos de este pueblo. Con su 'soy republicano pero ahora no es el momento' y sus 'juegos de tronos'... posiblemente llegue a ser "premier" de su rey, pero los pobres y los asalariados seguirán en la misma condición y el "dueño" del cortijo patrio, los banqueros y los curas seguirán viviendo, nunca mejor dicho, a "cuerpo de rey del", salvo que reaccionemos y retomemos la militancia por una sociedad de  libertad, igualdad y fraternidad.

Amigos, compañeros,  ciudadanos la monarquía, o la derecha  que tras ella se cobija y utiliza en un descarado proceso de retroalimentación,   no está mas fuerte  y asentada que hace un año, si lo estuviera no recurriría a leyes mordazas ni modificaciones del código penal contra los que no estamos de acuerdo por la injusticia y la afrenta que supone esa forma de regir los destinos de nuestro pueblo. Los  republicanos daneses, ingleses, suecos, noruegos, belgas... que también los hay en esos "reinos"  no van a ser considerados ni tratados como terroristas por presentar una opción de organización política y de gobierno tan distinta, pero tan justa, como es la República. 

Alcanzar la República va a depender de la voluntad democrática del conjunto de sus ciudadanos.

Nuestra máxima: nadie por encima de nadie.
Salud y República.

jueves, 18 de junio de 2015

un republicano opina



EL ¡NO! DE PODEMOS A LA UNIDAD POPULAR



Iglesias rechaza ir con IU a las generales pero abre la puerta a la confluencia en Galicia, Cataluña y Valencia.
El secretario general de Podemos rechaza en una entrevista en RNE confluir con IU porque se trata de "un proyecto político agotado".
Garzón le responde en el Congreso: "Nos equivocaríamos si en un momento en que se juega el modo de vida de la gente entramos a pelearnos entre compañeros".
Pablo Iglesias plantea la fórmula 'Podemos-otra cosa' bajo la misma papeleta en comunidades con "particularidades" como Cataluña, Galicia y Comunidad Valenciana.
Olvidan que la soberbia y la prepotencia puede jugar una mala pasada a quién/quiénes la practican, pero lo peor son las consecuencias para los electores que caen en el engaño.
Olvidan que este pueblo avanzó y resistió cuando se dotó de la Unidad Popular.
Los republicanos debemos tomar nota y organizarnos, los redentoristas ni estiman ni cuentan con nuestro legado ideológico.

Salud y República.‬

martes, 2 de junio de 2015

Un republicano opina


Unidad Popular, sí

La Unidad Popular es el único camino para enderezar este país hacia un cambio político profundo, un cambio constitucional que deberá satisfacer los criterios de Libertad, Igualdad, Fraternidad.
Ese es el camino que los demócratas republicanos y la izquierda, que la ciudadanía hastiada de las imposiciones y recortes... debemos emprender, pero para ello el primer principio es el respeto a la autonomía de cada uno, sin ánimo de fagocitar a los demás que se avienen a pactar por muy pequeña que sea su presencia electoral.
Si de algo pecamos los que nos reclamamos de la izquierda es la poca importancia que damos a nuestros hermanos ideológicos y la sobre-valoración que nos damos a nosotros mismos.
Podemos” parece, por los resultados electorales de las europeas y autonómicas, la fuerza más destacada entre la izquierda, tras haber sufrido ese gran varapalo electoral IU y el todavía poco peso electoral de los republicanos en sus diversas organizaciones.
Por esa misma razón, si dejan lo de “ni izquierda ni derecha”, para volcarse en ese cambio que el país necesita, no pueden plantear a los partidos o grupos minoritarios que la única vía que tiene para alcanzar el cambio político frente a los poderosos de ayer es someterse o disolverse dentro de su partido. Absorber no es unidad, sino imperio, imposición de su ideario, de su verdad política. Verdad que en política nunca es absoluta y admite como tal muchos matices. Matices que se enriquecen con la unidad de acción de la diversidad política que se reclama de izquierda.
El paro, los recortes, la privatización de la sanidad, de la educación, la corrupción en sus múltiples apariciones, el empobrecimiento de las clases populares con sus nefastas consecuencias de hambre, desahucios, desatención a la dependencia, desprecio al emigrante... y las escandalosas formas de predominio de la banca y de las diversas castas que el régimen monárquico imperante e impuesto en su día por la voluntad de un dictador, solo pueden ser atendidos con los criterios más solidarios,  con un régimen nuevo, un régimen de libertades y de transformación social. Intentar parchear dentro del sistema es pan para hoy pero hambre para mañana. Es estar pendiente de nuevas recaídas.
Solo la República puede y debe atender esas necesidades y esos problemas desde los criterios de la más absoluta equidad y de la justicia. Lo que ha dado la monarquía lo sabemos por la historia y por el presente que estamos viviendo.
Quienes se empeñen en reformas y enlucidos de un edificio agrietado y tambaleante... pues habrán fallado a las necesidades que tenemos como pueblo y le habrán hecho el juego a los poderosos, castas y aristócratas. 
Ningún ser humano por encima de otro ser humano.
Este es un Pueblo sediento de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Y el único camino es el de la Unidad Popular.
Salud y República.




viernes, 15 de mayo de 2015

un republicano opina


NO HAY DEMOCRACIA

Si la esposa del que va de "rey" es "reina" y por ello tiene un sueldazo de impresión, la esposa del trabajador es trabajadora y le corresponde, por la misma lógica, un sueldo. Al no aplicarse esta regla no escrita, pero razonable, una vez más vemos la discriminación ya no solo con los hombres, sino también entre las propias mujeres.
Nos sobran reyes y reinas, que gastan nuestros dineros tan escasos para la mayoría social, en fiestas, desfiles, galanterías y demás superfluos y vacuos actos. 
Con un Presidente evitaríamos duplicidades ostentosas, gastos tan poco razonables, discriminaciones tan insostenibles e injustificadas a las alturas del siglo XXI...y tendríamos mayor rapidez en la solución de los problemas que aquejan a la ciudadanía, además de darse una justa finalidad a esos dineros en beneficio de la sociedad.
El Estado Español, ya sea federal, confederal, autonómico o central, los ciudadanos lo deben decidir, no puede ser cortijo ni patio de una familia de "supuesta" sangre azul.
No habrá plena igualdad mientras la "constitución" que rija a ese Estado siembre tan innoble discriminación entre sus ciudadanos, al regalar una familia la Patria como heredad. 
España, en la forma que se determine, somos todos los ciudadanos que nos ganamos la vida con nuestro trabajo manual, intelectual, artístico, deportivo, cultural, de servicios... y por ello cualquiera que goce de la confianza política de sus conciudadanos puede y debe ostentar la jefatura de ese estado de forma temporal. 
Si no hay elección democrática de todos los cargos e instituciones del Estado, si la ciudadanía no puede elegir a quien le convenza o deponer a quien no cumple con lo acordado, pues, por mucho que lo griten, no hay democracia.
Si hay ciudadanos que pueden comer todos los días, recogerse en sus hogares, atender a las necesidad de sus hijos y familias y hay por otra parte ciudadanos que carecen de esas condiciones, pues, por mucho que lo griten, no hay democracia.
Si hay quienes se pueden pagar la sanidad privada al coste que sea y otros muchos ven mermados sus derechos a la asistencia y seguridad social o quedan excluidos, pues, por mucho que lo griten no hay democracia. 
Si los corruptos y los ladrones de guante blanco, obtienen benevolencia, amparo o privilegio de la administración de la justicia, mientras a los menos favorecidos por la distribución de la riqueza se les aplica un "rigor o una dureza" injustificada, pues, por mucho que lo griten no hay democracia...
Amigas y amigos, pacientes lectores de esta reflexión, juzgarla con acierto o desacierto según vuestras convicciones; yo estoy convencido que de momento en España no hay democracia, de la que tal presumen, no es más que una mera formalidad burguesa. Por votar solo, cada cuatro años, para que te engañen y te estafen, pues, no la garantiza.  
Amigas y amigos, con responsabilidad, administremos nuestro voto. La confianza solo se puede dar a quien está dispuesto a responsabilizarse y rendir cuentas.
Salud y República.

viernes, 17 de abril de 2015

LA REPÚBLICA


LA REPÚBLICA, TRAS EL RECIENTE 14 DE ABRIL.

La República como forma de estado es la  idea política que se va abriendo paso día a día entre la ciudadanía de los diferentes pueblos de España –aunque ciertamente no con la rapidez y consistencia que deseamos los republicanos- pese a la oposición a la misma de los partidos del sistema monárquico actual:
El PP, la derecha heredera del franquismo, y que nos ha llevado a la peor situación de corrupción polÍtica, de desaste económico y social de los Últimos 30años.
El PSOE, históricamente republicano y socialdemócrata y hoy dirigido por una burocracia pro-monárquica y de rodillas ante el capitalismo, con su mala gestión en la crisis le regaló el gobierno al PP.
La UPyD, primer partido de centro derecha surgido para recambio del PP y hoy en caos técnico y a la desbandada tras el desastre cosechado en Andalucía.
Los partidos nacionalistas de la derecha que como siempre juegan a sus intereses localistas-clientelistas no exentos de demagogia...
Y los nuevos partidos emergentes de la crisis actual como:
Podemos, que pone su empeño en manifestarse como que no es ni de izquierdas ni de derechas (¿?), donde caben “todos” y que ha atraído con sus propuestas populistas y confusas a muchos ciudadanos hartos de los políticos que nos han arruinado en todos los sentidos. Su objetivo es el poder político al precio que sea...
Ciudadanos, netamente de la derecha xenófoba y neocapitalista, clara jugada del sistema para relevar al PP si cae más de lo “necesario”, para salvo-guardar el régimen....
No obstante hay que reconocer el esfuerzo de IU, en esencia republicana pero en la práctica víctima de su dirigencia enfrentada entre ellos por ver quien ocupa el escaso poder que tocan y que no encuentra, probablemente por sus disensiones internas y contradicciones, la correspondencia deseada entre el electorado de la izquierda. Así como la presencia de las honrosas minorías republicanas españolas, gallegas, euskaldunas, catalanas... que se organizan y aparecen con nuevas propuestas y renovadas ganas de cambiar el sistema, si logran la unidad de acción necesaria y un discurso compartido y militante, quizás otra sería la situación.
Entre tanto, los “reyes” borbones reminiscencias del sistema feudal en los inicios del siglo XXI, representantes de una monarquía anacrónica, pero sobre todo hija de una  feroz dictadura, se suceden. Ellos son, en su papel de encubridores de capitalistas, banqueros y clérigos, el mayor adversario al progreso que representaría la República para todos los ciudadanos.
Los republicanos sabemos que no hay nada más incompatible y opuesto a los principios de libertad, igualdad, fraternidad y legalidad que la monarquía, por mucha envoltura y verborrea que se aplique en hacernos creer lo contrario. Quien no lo quiera ver es que se emboba con los cuentos de princesas y príncipes, encuentra placer y se siente realizado en su papel de vasallo, de convidado de piedra o participa de alguna de sus “simonías” históricas tan propias de esa institución.
Vasallo es el papel opuesto al de ciudadano que arranca con la gran revolución francesa, con el pase de los borbones por la Bastilla, la guillotina o el exilio. Aquí todavía parecemos anclados en el pasado, “nuestra” burguesía nacional no tuvo valor para romper con el viejo orden, renunció al liberalismo en su fase de emancipación frente al viejo orden, para mezclarse y emparentar con la aristocracia, para no molestar al Iglesia Católica Romana, la fiel guardiana de las esencias más reaccionarias y conservadoras que han ido apareciendo en la historia de la humanidad. Sólo el pueblo llano y trabajador, con un puñado de intelectuales comprometidos por el progreso del país, tuvieron el valor de enfrentarse a tanta ignominia y así vino la Iª República, y la IIª República, ambas sofocadas por la fuerza bruta de la reacción, de los eternos conservadores del estatus de la desigualdad.
Hoy hablamos de República aquéllos que no nos sentimos representados por este Parlamento viciado desde su origen, dominado por el tándem bipartidista PP-PSOE, y al que aspiran a sustituir Podemos y Ciudadanos para que en el fondo nada estructural cambie. Por eso cuando pensamos y reclamamos La República, muchos nos sentimos inclinados a pensar en una República Democrática, Federal, Laica y Progresista, de una democracia económica real. ¡Estaría de más que reclamáramos una República aséptica, de libertades meramente formales!
En la medida que los republicanos consigamos nuestros objetivos democráticos, económicos, solidarios, culturales, laicos, de libertad..., Europa dejaría de marearnos, de dominarnos, de chantajearnos a través de esa invención impersonal que llaman Banco Central Europeo, Comisión Europea, FMI... que es en definitiva el poder organizado de los mercaderes sin escrúpulos.
Cuando los republicanos hablemos entre nosotros, consigamos la unidad de acción necesaria y nuestras propuestas coincidan con los verdaderos y genuinos intereses de nuestro pueblo, otro bien distinto será el cantar. Mientras tanto, ahí tenemos un trabajo grandioso por culminar.
Salud y República.



jueves, 9 de abril de 2015

14 DE ABRIL


ANTE EL 14 DE ABRIL, FECHA CONMEMORATIVA DE LA LLEGADA DE LA II REPÚBLICA, NOSOTROS LOS REPUBLICANOS
MANIFESTAMOS:

Que la llamada “transición” no trajo una sociedad donde la libertad, la fraternidad y la legalidad sean las premisas que gobiernan nuestras relaciones como ciudadan@s de plenos derechos.
No fue, no supuso, la constitución de un pueblo libre y que se gobierna así mismo. Cuando nuestro pueblo tuvo libertad eligió una República Democrática y una Constitución acorde con los tiempos y las necesidades del momento.
Esta transición plasmada en esa “constitución monárquica” fue ese vano empeño en dar cumplimiento al desafuero de la dictadura (la permanencia de una sociedad clasista, explotadora, injusta e insolidaria), adoptando apariencias democrático-liberales que en la trastienda decidían mano a mano Abril Martorell (en representación de los “neo-demócratas”) y Alfonso Guerra (representante de los “enterradores” del socialismo democrático) y que luego amañaban dándole unos visos de “legalidad jurídica” una comisión de representantes de todos los partidos que aceptaban la monarquía, incluido el PCE, antiguo corazón de la resistencia al franquismo.
Desafortunados y lamentables papeles de los partidos PSOE y PCE al dejar solos a la República, a los republicanos y a las instituciones que en en el exilio representaban la legalidad a la que por segunda vez se “machacaba”.
Los republicanos hemos sido, pues, deliberadamente silenciados en estos 38 años de gobiernos post-franquistas, se nos ha negado el pan y la sal, se nos ha ocultado a las nuevas generaciones que han ido pasando por la escuela, hemos sido la “bestia negra”, los “masones”, los “judíos”, los “anarquistas”, la “antiespaña”, los “infames perseguidores ” de la “bondadosa” Iglesia Católica...
Ya está bien. Ha llegado la hora de agruparnos, de organizarnos, de darnos a conocer pese a todas las dificultades que nos ponen y nos irán poniendo en la medida que nuestras propuestas vayan calando en un pueblo cada día más sediento de justicia, de trabajo, de libertad, de oportunidades sociales, de cultura...
La Constitución de la República Democrática de España de 1931, es la Constitución de hombres libres y soberanos de sus destinos. Es la Constitución que los Republicanos celebramos y reivindicamos como nuestra y en vigor, pese a la “suspensión” por la fuerza a la que la tuvo sometida la dictadura y hoy la tiene la monarquía dictatorial.
Somos conscientes que los tiempos y los avatares exigirán, cuando la recuperemos, las adaptaciones necesarias a los nuevos tiempos y al marco internacional donde nos encontramos ahora. Adaptación que supone dejar de dar cabotadas a los injustos dictámenes del FMI, de la Troica o del BCE. Será una Constitución de un pueblo libre que hablará, y defenderá los derechos de todos sus pobladores. Ese será el Proceso Constituyente de la IIIª República. Una República que garantizará como mínimo:
Una democracia política donde los ciudadanos controlen a los gobernantes y los puedan deponer cuando no cumplan los mandatos para los que fueron elegidos, articulando la convivencia política a través de un estado republicano y federal.
Una democracia social donde los que menos tienen tengan garantizados los accesos a la sanidad pública, a la educación, a unas pensiones dignas, a una renta básica...
Una democracia económica donde la fuerza de trabajo sea tan importante o más que el propio capital, donde se reparta el trabajo y se remunere dignamente a los trabajadores, donde la empresa no sea el dominio exclusivo e imperativo del patrono sino el marco donde se de una relación de iguales y justa, donde la economía social representada por las sociedades laborales y el cooperativismo que irán naciendo como iniciativa de los propios trabajadores encuentren un marco de desarrollo e igualdad con las demás empresas... en definitiva en nuestra República la organización de esos dos mundos el “capital” y la “fuerza de trabajo” encontrarán un marco donde puedan desarrollarse con justicia y equilibrio.
Una democracia cultural y enciclopédica, libre de la manipulaciones de los ocultistas y catequistas, a la que todos los ciudadanos tengan el debido acceso.
Una democracia que respete el marco natural del medio ambiente donde vivimos y garantice el futuro de las generaciones que nos seguirán.
Una democracia por la verdadera igualdad entre los hombres y mujeres y respete el derecho al desarrollo de la persona y de su sexualidad acorde con su naturaleza personal.
Una democracia por fin real de todos y para todos...
A recuperar, pues, la Legalidad y contribuir a ese Proceso Constituyente que la haga posible estamos llamados los ciudadanos que deseamos la libertad.
Salud y República.
(Valencia Por la República)

lunes, 23 de marzo de 2015

Un republicano opina



DESPUÉS DE ANDALUCÍA

Oigo a muchos compañeros reivindicar un Frente Popular, pero para que se dé, hacen falta partidos dispuestos a darle forma y por aquí se ven muy pocos, lamentablemente.

Los 'Republicanos' seguimos cada uno por un lado, sin conseguir darle forma a ese instrumento imprescindible que es la organización específicamente republicana, que no se avergüenza de un pasado y que tiene capacidad de generar futuro. Solo IU, tímidamente, reivindica la República, los demás somos tan pequeños que no somos capaces de encontrarnos y entendernos.

La monarquía dispuesta por la dictadura y que tanta rentabilidad ha dado a las diversas oligarquías tiene, para desgracia de una sociedad libre y solidaria, futuro. Si le fallan los bipartidistas de siempre, como se ha visto en Andalucia ayer, genera nuevas fórmulas que le suministran aire y apoyo: Podemos, Ciudadanos...

No quiero ser pesimista, ni mucho menos derrotista, pero ¿seremos capaces de generar fuerzas republicanas que no se conformen con airear en las manifestaciones nuestra hermosa Bandera, sino que además creamos organización, contenido político adecuado a la situación del siglo XXI y en consecuencia atraemos a una población hasta ahora alienada, pasiva, conformada a acudir a las urnas y votar a los que nos traicionan y fastidian todos los días?

En 1931 los desastres de la crisis económica del 29, la monarquía en descomposición, las ganas de la población en tirar hacia delante, la presencia de partidos republicanos de derecha, de centro y de izquierda dispuestos a la unidad de acción hicieron posible ese gran salto cualitativo que supuso la II República Española. Hoy, ni hemos aprendido lo suficiente de la historia, ni todavía hemos desarrollado la capacidad política para ofrecer una 'alternativa republicana' que haga suya la sociedad. Ese es nuestro reto.


Salud y República

lunes, 16 de marzo de 2015

Un republicano opina




VENEZUELA – ESPAÑA

De un tiempo acá asistimos a una campaña sistemática, organizada e inspirada por el gran gendarme del Norte contra la República Bolivariana de Venezuela. Campaña seguida “a pies juntillas” por gran parte de la patronal, de los ricos, de una parte de los profesionales, de los curas, de los paniaguados de turno, de los yupis y... del lupen-proletariado.

Me recuerda, soy ya bastante viejo aunque entonces era muy joven, la campaña del mismo “gendarme” contra el Presidente Salvador Allende y la República de Chile: sembrar el caos, traer la carestía, incrementar la violencia callejera, modificar la opinión internacional para convertirla en desfavorable, para soliviantar a aquellos menos concienciados contra el Gobierno que trabajaba por la Democracia del Pueblo y el Socialismo. O también, más reciente en la historia, la intromisión en los asuntos de la Nicaragua Sandinista por parte de USA y la organización de la guerra que acabó con el “sandinismo revolucionario” y que tantos muertos y calamidades trajo para los nicaragüenses. En EE.UU de Norteamérica, sus clases dirigentes, no quieren dejar o renunciar a que America Central o del Sur deje de ser el patio de sus propias miserias, donde saquean e imponen a su capricho.

Aquí, en esta parte del Atlántico, en España, los monaguillos del imperialismo han saltado rabiosamente contra tan demoníaco régimen bolivariano, cuyo principal pecado es traer educación, bienestar, participación ciudadana a través de una mayor democracia popular, viviendas, apoyo social, condiciones laborales dignas, atención médica... Claro que estas condiciones que el gobierno 'pro-socialismo bolivariano' ha puesto en movimiento son inaceptables para los ladrones, los banqueros, los servidores incondicionales del estado imperial por excelencia en América y en Europa, al ser un “mal ejemplo” que pueda calar en las poblaciones y que estas puedan concienciarse de que tomando sus destinos en sus manos puedan mejorar en libertad, dignidad y bienestar social, esenciales para poder hablar de democracia real.

Probablemente hay desabastecimiento en los mercados de Venezuela y escasean productos por el boicot impuesto de los interesados en crear desorden y malestar social, mientras que en España hay abundancia de productos, solo que más de dos millones de españoles no pueden acceder a ellos porque los que tanto defienden las “ cacareadas libertades formales” aquí las coartan y las convierten en papel mojado a través de vaciar el derecho laboral y social, del despido y de las condiciones leoninas que imponen a los trabajadores que les están llevando a la situación insoportable en la que se encuentran.

Los Aznar, los González, los PP, los PSOE, los medios de propaganda audiovisuales con El País  como abanderado, no cesan en llenarnos la cabeza de lo mal que están nuestros hermanos de Venezuela, pretendiendo involucrarnos en condenar su lucha por la liberación social y política, por su justo derecho a decidir 'como son' y 'como quieren gobernarse' frente a los poderosos de unos cientos de kms más arriba.

Es un derecho universal de los pueblos a decidir sobre sus asuntos internos y como resolverlos. Ciertamente sin la intromisión interesada de los que más injusticias ocasionan y llevan en su propio seno, se habría resuelto las dificultades de la República Bolivariana de Venezuela.

Salud y República




miércoles, 25 de febrero de 2015

República




HACIA LA IIIª REPÚBLICA


Oír a Garzón, diputado de IU, tras exponer una critica más que razonable al “panegírico” y “alejado” discurso de la realidad que sufrimos los españoles del presidente más mentiroso de la historia reciente de la denominada “democracia del 78”, al acabar su razonada exposición con la frase 'Salud y República' que nos une a todos los republicanos de las diferentes sensibilidades, es lo más gratificante que me queda de ese mal llamado día del “estado de la nación”. Gracias, joven diputado malagueño, en nombre de todos los republicanos 'viejos', como yo, que contamos los días, que se nos escapan y sufrimos por la tardanza de ese estado ideal y de los 'nuevos' que surgen todos los días en sus luchas contra la precariedad en el empleo, los desahucios, las injusticias, la xenofobia, la intransigencia...

Si volvemos la vista atrás, a la historia reciente, veremos que la IIª República fue posible porque se dio una convergencia o concertación de todas las sensibilidades republicanas sin exclusión con la izquierda política del momento, todo ello condimentado con una crisis económica mundial, la del 29, con una monarquía parasitaria y en descomposición y sobretodo las ganas de un pueblo de salir del agujero negro donde una burguesía más que inepta y una aristocracia rancia y podrida, rociadas con la falsa agua bendita de un clero troglodita nos tenía encerrados. Esas ganas de emerger a un futuro de libertad, igualdad y justicia de nuestro pueblo fue lo que llevó al pacto y al entendimiento de los progresistas, de los republicanos y de las izquierdas.

De nuevo es necesario ese pacto entre progresistas, republicanos e izquierdas para poder dar la vuelta a la situación que atravesamos, donde cada uno ponga lo mejor de su “casa política”, en una unidad de acción, lo que no significa renunciar a los contenidos y bagajes propios, donde nadie vaya de líder-caudillo indiscutible, donde los valores de libertad, igualdad y justicia sean los que priman y nos permitan restaurar la legalidad republicana que desemboque en la IIIª República Española.

Lo demás son parches y solo posibles mejoras que en cualquier momento y en aras a los realismos claudicantes e imposiciones de una Europa de los mercaderes y de la OTAN, no progresistas, se pueden convertir en volátiles.

Amigos a la unidad desde la base, a las candidaturas populares, a la unidad de acción, a la ilusión de que un nuevo y más avanzado '14 de abril' es posible, a conquistar un 'estado de todos para con todos'... estamos llamados. La IIIª República está a la puerta. ¿Se la abriremos?

Salud y República.


martes, 17 de febrero de 2015

25 de mayo/14 de abril



ELECCIONES MUNICIPALES. VALENCIA

GUANYEM VALÈNCIA será un partido y no una suma de siglas en las municipales. 
La asamblea lo decidió por 264 votos frente a 201 que preferían la coalición. 
EU queda excluida del proyecto.
Con la decisión adoptada este domingo por la plataforma Guanyem València, el panorama político en la capital autonómica cobra una dimensión impensable apenas hace medio año, con CUATRO partidos a la izquierda del Partido Popular. La asamblea del que será nuevo partido en liza con otro nombre, tal vez Volem, refrendó ayer a sus portavoces.

Ahora deberá constituirse el partido y conformar su dirección, pero ya se sabe cómo elegirá sus candidatos electorales. En las primarias se podrá votar a un candidato a la alcaldía, por una parte, y a los candidatos a concejal por la otra, tras registrarse como votante de forma telemática, presencial o por correo. 
Los aspirantes DEBERAN hablar VALENCIANO, lo que en una país bilingüe excluye a los que no lo hablamos, unido a que al parecer no se hace referencia a la República... si además las "marcas blancas" en política no me van...pues, ergo, mi voto no va a ser posible, con lo que se me reduce el abanico de ofertas electorales.
En la medida que se aproximan las elecciones municipales del 25/mayo veo que en nada se van a aparecer a las de abril de 1931. En parte, sin duda,  los republicanos hemos fallado.

Salud y República.

domingo, 8 de febrero de 2015

Trabajando por la República



¿DEJAREMOS QUE LA DERECHA VUELVA A GANAR LAS ELECCIONES? 

El cambio hoy no es solo echar al PP y a la derecha del poder. ¿Qué cambio será? 
Dependerá de la correlación electoral entre los ciudadanos hartos de un sistema político injusto desde su nacimiento y agravado con el paso del tiempo (que ha mostrado de sobras que no satisface las necesidades sociales, económicas, culturales y políticas de la inmensa mayoría de los españoles) y los partidarios simplemente de la alternancia en el poder.
Habrá cambio si se despide a las coronas, si se nacionaliza la banca, si se asegura la sanidad y la educación públicas, si la patronal deja de joder a los trabajadores e invierte en la industrialización y el empleo, si se potencializa la economía social, el cooperativismo, la justa redistribución de la tierra, si se asegura una renta básica a los que no se les pueda temporalmente ofrecer un trabajo, si se garantiza el derecho a la vivienda, si el sistema de impuestos reparte las cargas con justicia y se pone fin a los abusos de las rentas altas y las sicavs, si se repone y se avanza en un sistema de relaciones laborales justo y equilibrado, si ninguno cargo público o ex cargo acumula más de dos sueldos, si esos sueldos no son tan abusivos como en la actualidad, si se utiliza el autobús en vez del exagerado parque móvil oficial, si la Iglesia deja de ser financiada por el Estado, si se atiende debidamente a los discapacitados, si se respeta el derecho a una digna jubilación, si el ejército deja de gastar en guerras extrañas, si las deudas contraídas se revisan, se ajustan, se hace frente, se controlan,  se pagan las que procedan y se echan las no justificadas... si avanzamos en estas medidas y otras de índole similar tendremos democracia, libertad, justicia, igualdad, solidaridad...
Para ello hay que incidir en plataformas de unidad popular, de unidad de acción, donde converjan con verdadera voluntad de cambio la izquierda, los ciudadanos progresistas, los republicanos...

Se equivocan los que crean que un partido solo puede hacer tamaña obra.
Salud y República.
(Valencia por la República)

martes, 27 de enero de 2015

Un republicano demócrata radical opina (27/01/15)

UNA REFLEXIÓN DE LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO EN GRECIA Y SU REFLEJO EN ESPAÑA.


Grecia, nuestro vecino del Mediterráneo, antiguo colonizador de nuestras costas, creador de una cultura importantísima en la Historia de la humanidad e inventor de la democracia “formal” se encuentra en una situación social y económica desesperada por la acción de los gobiernos precedentes a los resultado electorales del domingo 25 de enero.
Lo cierto es que si miramos la historia contemporánea vemos que esta anómala situación nace con un gobierno de la derecha, el partido "Nueva Democracia” con una mala gestión política y económica y manipulador de sus cuentas y balances ante la opinión de sus conciudadanos, lo que le lleva a endeudarse y aceptar las imposiciones claudicantes de los Negociadores de la UE, el FMI, el BCE, lo que en argot oímos con frecuencia como la Troika.
Este “desgobierno” cae y es sucedido por un gobierno socialista, que no solo no mejora la situación de los griegos sino que persiste en las políticas de recortes y desabastecimiento que afecta a toda la sociedad, especialmente a las clases trabajadoras y a los funcionarios públicos. Origina un caos político y social que le empuja a nuevas elecciones.
Sorprendentemente vuelven al poder  como resultado de las urnas, los causantes iniciales de la crisis: Nueva Democracia, el partido de la derecha entregada sin condiciones a las políticas impuestas por la Troika. Nuevos recortes, nuevos despidos masivos, miseria generalizada, desesperación ciudadana...
En este periodo surge la “nueva izquierda” en Grecia, conocida como Syriza, una coalición-partido que recoge a antiguos izquierdistas, ex comunistas, ex anarcos, asamblearios...etc., que en principio ofrece una nueva política o mejor una nueva forma de hacer política, poniendo, se supone, los intereses de sus ciudadanos frente a las exigencias de los especuladores y prestamistas, donde su principal aportación es acabar con los recortes que sufre la ciudadanía en general, estructurar la deuda, establecer unas nuevas condiciones para hacer frente al pago de la misma y exigir una condonación importante , a como las únicas salida con “garantías” de salvar la situación de colapso creada por sus predecesores en el gobierno ,o mejor como hemos dicho antes, en el desgobierno de la nación.
Si volvemos la vista hacia nuestro país vemos muchas similitudes con lo que ha pasado en Grecia estos últimos años: un gobierno socialista que niega la crisis al principio para verse de incapaz de poner rumbo, que pierde iniciativa social y programática para someterse a los dictados de la Troika, que negocia con el PP una modificación de la constitución monárquica par poner techo al gasto social...ninguna iniciativa socialista frente a la crisis.
Bueno del PP, de la rancia derecha, era de esperar que sus falsas promesas para “arreglar” los desarreglos socialistas eran una colección de embustes que consiguieron engañar a muchos ciudadanos despistados o que los apuros por los que pasaban no les dejaban ver que de la derecha nada bueno cabe esperar. Sin duda hemos ido a peor.
En este clima surge un partido como Podemos, que según su portavoz más cualificado no es de derechas ni de izquierdas, pero que lanza mensajes que a los que más sufren la crisis le suenan a salvación. Curioso en el parlamento europeo si están en la izquierda y con respecto a los griegos presumen de ser sus iguales, anulando en parte el protagonismo de IU.
La rápida asunción del poder político por la parte más espectacular de la izquierda griega, hay otras formaciones de izquierda que también han obtenido representación como el partido de los comunistas, con la ayuda, recompensada en ministerios, de la derecha nacionalista no deja de asombrarnos a los que desde lejos vemos el desarrollo de los acontecimientos, si a esto añadimos que en el nuevo gobierno no hay ninguna mujer, que su primer objetivo es renegociar la deuda, incentivar a los empresarios para que contraten, pero para nada aparece en su proyecto modificar relaciones de producción ni el papel de las clases trabajadoras con respecto a la propiedad sobre el fruto de su trabajo...todo lo mas a los desfavorecidos se le incremente el s.m.i. y se le promete rebajas en los impuestos...
Pues uno empieza a pensar que nos encontramos solo ante una nueva versión de la socialdemocracia que solo pretende ajustar su situación en la Europa de los mercados. Mucho ruido para pocas nueces.
Salud y República.


martes, 13 de enero de 2015

República



¿LA REPÚBLICA PARA CUÁNDO?


A cinco meses de las elecciones municipales ¿Dónde están las candidaturas republicanas? ¿Dónde la concertación entre los diferentes grupos y sensibilidades republicanas?...

Eso fue lo que se produjo en 1931 y dio la victoria en las grandes ciudades y poblaciones a los ediles republicanos. De ahí la salida con el rabo entre las piernas del tirano.

Pero aquí parece que los republicanos nos hemos empequeñecido ante la aparición de Podemos (el sentimiento generalizado es que lo "hagan" ellos y nosotros pasivos ante la TV de los idiotas y las memeces de los bipartidistas) y hasta IU parece en retroceso...

La situación actual me recuerda el año 1982: un líder carismático que “todo” lo iba a solucionar... y resulta que salvó la monarquía impuesta y heredera del dictador y nos dejó metidos en la OTAN hasta las orejas, con unas relaciones de producción netamente capitalistas y desventajosas para los trabajadores, con la Iglesia financiada y metida hasta en la sopa, con el poder omnímodo de la banca y gran capital mejor situado que nunca, con unos trabajadores que experimentaron recortes en sus pensiones (hasta el histórico Nicolas Redondo tuvo que dimitir) y una contratación laboral metida en la senda de la precariedad... Claro que luego vino la derecha extrema y terminó de embarrancarnos.

Por otra parte es frecuente que otros compañeros republicanos cuando hablan de República la identifican con una República Socialista...

Respeto todas las opiniones, por supuesto, pero La República solo puede tener apellidos como Democracia real, Federalismo, Solidaridad, Libertad, Laicismo, Separación y control de las iglesias, Sanidad pública, Escuela pública, Trabajo en condiciones dignas para todos, Atención a la dependencia, Jubilaciones ajustadas a los que dieron todos sus esfuerzos, Igualdad de géneros, Ciudadanía plena, Libertad... Claro que será, sin duda, más "socialista" si los republicanos de izquierda trabajamos más y mejor que los republicanos centristas o conservadores. Pero de momento tenemos un gran desafío por delante. A los comicios de mayo todo apunta a que llegamos tarde. Lamentable retroceso.


Salud y República.