sábado, 9 de junio de 2012

salva opina


Con la intervención encima y la deuda ahogándonos.

Los fascistas venidos a demócratas de conveniencia y gobernando con mayoría absoluta (con apenas un 30 % de votos), la monarquía heredera del dictador con sus derroches, la traición de la izquierda a los ideales republicanos, los banqueros antes especulando con el chollo del ladrillo y ahora quedándose con nuestras casas, el tráfico de divisas así como la proliferación de los inventos-productos bancarios que prometían riqueza sin límite y demostraron ser estafas monstruosas, el saqueo de los bancos y cajas de ahorro por sus altos ejecutivos, el dinero negro,  el finiquito de la escasa obra social que desarrollaban, la sobre-explotación obrera, la globalización como última fase del capitalismo, la desaparición de los estados "socialistas" (con las consecuencias morales que arrastra para los que creían en otro tipo de sociedad más justa), la triple traición de los socialdemócratas (sirviendo al rey, el bipartidismo político, el inicio del desmontaje del estado del bienestar social), los empresarios trabuqueros y antisociales que habitan este mísero país, la cultura popular segada por tantos años de dictadura, el belicismo pro-OTAN de "nuestros" sucesivos gobiernos a las órdenes del imperio gringo, el fracaso escolar de nuestros jóvenes (somos los últimos o penúltimos de Europa), la falta de trabajo para la juventud, la inoperancia y burocracia sindical, la oposición al reparto del trabajo, la xenofobia desarrollada entre un pueblo que siempre fue emigrante y colonizador contra los que vienen buscando ganar su pan, el papel reaccionario de contravalores desarrollado por la Iglesia católica, el terrorismo separatista sustituido por el terrorismo machista y criminal, la endeblez de la izquierda que habla de unidad y cada vez se va dividiendo en más grupúsculos antagónicos, y alternativas que se pierden sofocadas por las angustias de los que pierden su casa, se quedan sin pan y se sumergen el indigencia antisocial creciente... Todo esto y mas cosas nos ha conducido a una sociedad partida, dividida, sin capacidad de entenderse, insolidaria, sin organizaciones fuertes que se opongan a los desmanes de los opulentos...
Menos mal que ahora vienen la Eurocopa, con la “roja” que no es roja obligada y presionada a repetir triunfos deportivos, los festivales taurinos de verano, con los “bous al carrer “, las olimpiadas de Londres y la TV con más tele-basura que nunca... todo ello nos ayudará a soportar lo insoportable, a olvidarnos durante el día, para llorar por la noche nuestra rabia de no llegar a final del mes, de quedarnos sin casa, de no poder mandar a nuestro hijo a la universidad, de suspirar por lo miserables subsidios que no llegan...
Otros, los de siempre, los amnistiados recientemente de sus fechorías económicas, de su dinero negro o guardado en paraísos fiscales, gracias a su desvergüenza política, económica, antisocial, ausencia de solidaridad..., no tendrán problemas, vivirán bien, tendrán un buen verano y un mejor otoño. Mientras el pueblo llano, los trabajadores irán aguantando como puedan... hasta reventar algún día.
Salud, amigos, unidad y fuerza, trabajemos por la República de los trabajadores de todas las clases. ¿Cuál es el camino? No tengo la varita mágica, o mejor esa varita salvadora será la fuerza de nuestra unidad si somos capaces de alcanzarla.

2 comentarios:

  1. Solo con la unidad de todos los que estamos contra esta miserable sociedad.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.