viernes, 12 de marzo de 2010

salva opina


La doble moral de Occidente ( y de España)


Todo el "mundo" de la política europea y española desde la socialdemocracia hasta los conservadores están "escandalizados" y "promoviendo" resoluciones contra el Gobierno de la República de Cuba, incrementada la temperatura de las mismas a raíz de la muerte por huelga de hambre del Sr. Orlando Zapata Tamayo, reconocido éste como prisionero político por la organización Amnistía Internacional. Así mismo la citada organización manifiesta tener datos que elevan la cifra de detenidos por su condición de opositores políticos a 200 ciudadanos de ese país caribeño.

Se exige la "liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos", así como el respeto a la "libertad de expresión y asociación política" para la normalización de las relaciones por parte de la Unión Europea, resolución votada por el centro izquierda (socialdemócratas) y conservadores.

Personalmente, como ciudadano que se manifiesta por la libertad de pensamiento y movimiento, de todos y cada uno de los ciudadanos de cualquier país, me parece el fondo de las resoluciones asumible y respetable. Libertad para todos y en todas partes. Asumo ese presupuesto de la filosofía política.

Pero, lo que me maravilla y llama la atención es el profundo cinismo que esconde esta resolución y las precedentes. Vale para Cuba, pero silencio total cuando se trata de la violencia y la falta de respeto por parte de algunos de esos países: Reino Unido, España, Portugal y Polonia, entre otros, hoy votantes de las resoluciones contra Cuba, pero que actuaron de socios comprometidos y comparsas de USA en la ilegal invasión, guerra, violencia y tortura a la que se somete a Iraq y Afganistán.

Respeto a los derechos humanos, sí. Respeto a la integridad territorial de los estados, sí. Pero en Cuba, en la bahía de Guantánamo, hay una base militar de EE.UU. de América, desde diciembre de 1903, impuesta por la fuerza al gobierno de Cuba en aquel momento con la amenaza de no reconocerlo y mantener una ocupación militar, que hace oídos sordos al derecho del pueblo cubano a recuperar su soberanía sobre todo el territorio nacional.

En Cuba se tortura y hay detenidos políticos, decenas de ellos, pero en Guantánamo, en una instalación militar donde ondea un bandera de cincuenta y tantas estrellas: se les somete a un tratamiento inhumano, humillante y vejatorio, se les prolonga una detención que viola todas las convenciones internacionales sobre conflictos bélicos...

Qué curioso, es lamentable la muerte del Sr. Zapata, la muerte de cualquier ser humano por razón de su ideología o por intentar ejercer una actuación política no coincidente con los que están en el poder, a la que me sumo, pero ¡que moral tan hipócrita por parte del stablisment político frente a la actuación del violador más grande de los derechos humanos de finales del siglo XX y lo que va del actual! ¡Qué silencio tan cómplice! No he oído al Sr. Rodríguez Zp ni a su compadre Sr. Rajoy lamentar, pedirle cuentas , promover resoluciones condenatorias frente al Imperio, frente a EE.UU... Guantánamo sigue abierta y con detenidos violentados y maltratados, pese a la promesa del Sr. Obama de enero de 2009 de cerrarla como campo de tortura y detención ilegal. Y el mundo sigue, preocupados por Cuba, pero inmunizados ante el atropello criminal diario de los imperialistas y sus cómplices.

1 comentario:

  1. Con Cuba siempre se usa otra vara para medir...

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.