domingo, 20 de marzo de 2011

salva opina


De nuevo a la guerra y las mentiras que la justifican

Es el capitalismo: robo, manipulación, fuerza bruta, mentira, corrupción... todo vale para sus fines: ganar más y más, y más...asegurarse las fuentes de la energía entorno a la que han construido sus imperios es lo que persiguen; ayer agasajaban al dictador libio ( hace unos meses plantó su tienda en Madrid, abrazos-besos-apretones de manos, firmó contratos millonarios con patrocinados del presidente...) hoy les molesta al gigante americano y los pequeños europeos secundan la decisión sin rechistar y van a por él, así de sencillo y sucio, y nosotros, los ciudadanos movidos a su antojo a través sus medios de información (mejor de desinformación y reprogramación acorde a sus intereses, que no los nuestros) haciéndonos creer en cada momento lo que más les conviene, lo que les permite lograr sus fines. Ayer fue Sadam con sus "armas de destrucción masiva", hoy es Gadafi "asesinando a su pueblo" que quiere la democracia y que todos los demócratas debemos apoyar y librar de tan gran criminal. Todo lo tienen preparado, no se les escapa ningún detalle y los gobiernos, entre ellos el que sufrimos los españoles, preparados a secundar al dios de la guerra, al ladrón por excelencia, al imperialismo y a sus multinacionales. Esta vez ¿también nos dirán que cuando tengan los pozos bajarán el precio de los combustibles como decía la ministra de aquel gobierno que nos llevó a la guerra de destrucción de Iraq? ¿Será la ´"verdad" que tranquilizará nuestras conciencias y aceptaremos ir a la guerra? ¿Nos podremos lavar la sangre de tantas vidas destruidas que mancharán nuestras manos?
El presidente del Gobierno o su ministra de la guerra anuncian que España aportará un avión cisterna, cuatro cazas F-18 en misiones de "patrulla", una fragata F-100, un submarino y un avión de vigilancia marina... Con lo que costará esa operación militarista al país ¿a cuántos desempleados o dependientes colgados de las lista de espera se les podría ayudar o aliviar su tremenda situación?
Por último, nos metieron en la guerra, sin ni siquiera respetar las formalidades (en realidad no sirven para nada) de solicitar al parlamento (se les llena la boca de decir que es la sede de la soberanía nacional) la autorización correspondiente. Hay que ver como copia este "sr." al derechista y ultraconservador que le precedió en la presidencia del Gobierno. Probablemente no son tan diferentes.
Tantas promesas, tantas mentiras... ¡¡NO A LA GUERRA!!

5 comentarios:

  1. pues no salva no se diferencia absolutamente en nada vamos que me atreveria a decir que este es incluso peor por que con aznar ya sabiamos lo que habia la derecha es asi y no se puede esperar nada bueno de ellos ,pero este va de progresista de izquierdista,de pacifista, de ir a favor del obrero de los mas desfavorecidos y no veas como no la ha metido lo malo es que se ira este y vuelven los otros pero peor creo que ya no nos puede ir ...salud y republica

    ResponderEliminar
  2. Cierto, amigo, peor no se puede ir, se quede éste o venga el otro: son la misma derecha con dos caras, pero ¡la misma a derecha sin duda!. Lo malo es que muchos votarán de rebote al delfín de Aznar, disponen de muchos recursos y medios para seguir engañando a la población. Tenemos un largo trabajo para intentar despertar y convencer que el voto útil para llegar a una sociedad más justa sólo puede ir a la Izquierda. También desde la Izquierda habrá/tendremos que hacer todos los esfuerzo posibles para ir en la misma dirección. Salud, memoria y república

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo y compañero Salva.

    Que vivimos en medio de una ideología política manejada por los intereses capitalistas, es más que conocido y demostrado, los gobiernos que desde el inicio de nuestra andadura democrática hemos padecido salvando el 1er periodo, donde regía el entusiasmo por la consecución de mejoras sociales desconocidas hasta entonces, están en una clara e inequívoca dirección en su afán de congratularse con la gran américa, el gran capitalismo despiadado, no es de extrañar que sigan a pies juntillas sus sugerentes indicaciones.

    Cuando aquí en nuestro país, muchos miramos a las próximas elecciones generales con inusitado interés, y a la vez con sensación agridulce por no querer mirar a la que tal vez sea la realidad al salir del psoe, las izquierdas que por tales se tienen, hacen esfuerzos titánicos por concienciar a los ciudadanos a pesar del silencio mediatico al servicio inmoral de los grandes, entre los que por éste medio gritamos y que ha servido para empujarles a la calle a que hagan ésto:
    http://www.youtube.com/watch?v=N4GRRhbLAdI
    produce un cierto alivio de que tal vez, sea o pueda ser otra cosa, ojala pueda serlo.

    En cuanto al tema libio... he de confesarte, que me hallo con grandes dudas y contradicciones personales en lo que mejor aceptar.
    Sabes bien que soy un férreo defensor de los derechos humanos, y que "detesto" la guerra ¡como el que más y nunca menos!.
    Sabemos las hipocresías que se gastan nuestros políticos incluido el rey impuesto que nos dejaron, el amigo jotake los ha retratado muy bien en su último post cómo se agasajaban no hace tanto, y nos es conocido los negocios "bélicos" que se traian entre ellos, con las de millones de € que han llegado del tal gadafi a los engordados bancos españoles.

    Pero aunque los concurrentes en la contraofensiva que han iniciado, solo se mueven por intereses de rapiña ¿cómo habría de permitirse impasibles el supuesto mundo que apuesta por las libertades democráticas, que un sátrapa y criminal como gadafi, que juró acabar hasta con el último de los insurrectos buscándolos casa por casa, pudiera continuar enloquecido en un baño de sangre de los hijos de su pueblo, por no cederles libertad alguna de la que le pedían...? ¿cómo podemos permitir más genocidas tan a las claras...?.

    Y sé cual es la réplica Salva, no soy ciego en absoluto, las razones de éstos para mover el culo es el ambicionado petróleo, pues en otros países que no disponen de riquezas naturales de interés... no salen tan fulgorosos en defensa de los derechos humanos es más, no hacen nada, eso es más que obvio ¿pero es razón para permitir inmovilismo con éstas otras víctimas de delirantes gobernadores, solo por el preciado crudo dejarlos a su suerte y que sean aniquilados?, eso solo pone de relieve la hipocresía de los gobiernos que nos rigen, solo les mueve el puro y duro interés ¡son bestias irracionales! que solo acuden donde pueden clavar sus fauces.

    Ésto es lo que a mi personalmente, me hace desear el final del gadafi de los cojones:

    http://www.youtube.com/watch?v=VF2mdMP0wtY
    http://www.youtube.com/watch?v=vDLe6C0RQxk
    http://www.youtube.com/watch?v=GS4NGNmh-X8
    http://www.youtube.com/watch?v=Ts6URn4KFAk

    Y deseando que acaben con los dictadores ¡En todo el mundo!, digo: ¡NO A LA GUERRA NUNCA!

    Mis saludos amigo mio.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Juan, comparto, en parte, tus dudas acerca de si lo que está sucediendo en Libia, la intervención militar extranjera, es lo correcto. La respuesta o la reflexión me ha salido un poco larga y Google no me deja hacerlo en este espacio por lo que la he publicado en el día de hoy como un nuevo artículo. Estimo en gran manera tus intervenciones de las que aprendo y me estimulan a pensar. Hoy tenemos en cuanto a la intervención militar en Libia una divergencia de interpretación. Lo importante es que seguiremos dialogando y nosotros, por eso somos demócratas, nunca llegaremos a la "violencia" . Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Por supuesto que NUNCA! amigo Salva, llegaríamos a violencia de "ningún" tipo por no coincidir en algunos aspectos de lo que dialogamos, ¡NUNCA! amigo mio, pues considero esos comportamientos de lo más viles que pueda hacer gala el animal del ser humano que muchos irracionales dejan suelto, ante todo la tolerancia y el respeto, como principal cimiento de cualquier interrelación personal.

    Mi postura en cuanto a las guerras es "TOTALMENTE EN CONTRA DE ELLAS", y por esa misma razón, estoy en contra de los dictadores que masacran a sus pueblos, éstos les hacen un favor a la humanidad cuanto antes desaparezcan de la escena mundial.

    Respecto del intervencionismo extranjero, no me queda duda de que el velar por los derechos humanos, es la excusa perfecta para meter las narices en cómo organizar a la nación en conflicto para sacar la mejor tajada posible, ya me consta que es por interés del petróleo, máxime, que somos dependientes absolutos de esos carburos para el movimiento y sostenimiento de nuestro entramado industrial ¿cómo lo van a despreciar? ¡de ningún modo!, vamos para que se lo apropie otro... antes nosotros, es el pensamiento que les rigen en sus decisiones, ¡ya sabemos lo hipócritas que son! no me cabe duda, pero por lo menos aunque siguen habiendo muertos, ya no es la masacre que se pretendía el monstruo de turno, que lo echen y que sea el propio pueblo quien decida su suerte, eso siempre ha sido mi lógica al respecto de los conflictos nacionales que nacen como grito de libertad, justicia y paz que demandan, si lo piden los ciudadanos de éstos países aún a riesgo de perder sus propias vidas habrá que echarles un cable, que es lo mismo que quisiéramos nosotros de vernos en sus situaciones ¿o no?.

    En fin mi apreciado Salva, que desgracias e injusticias en éste mundo no nos faltarán para debatir asuntos de suma importáncia, en lo que respecta al respeto de la vida en paz, justicia y libertad.

    ¡Salud, República y Socialismo! estimado amigo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.