jueves, 24 de marzo de 2011

salva opina


Adiós a lo público. Una reflexión, nota o denuncia de lo que ya está ocurriendo con lo público


El modelo de sanidad que pretende el PP, y que en su día ya intentó ponerlo en marcha en algunos lugares el PSOE (iniciándolo con privatizaciones y eliminación de puestos públicos como limpieza, vigilancia, cocina, mantenimiento ... y la figura de los consorcios hospitalarios): es, simplemente, entregar su gestión y "explotación-negocio" a empresarios privados. Claro que la derecha sí lo está llevando a cabo y hace gala de ello sin el menor rubor: los centros se construyen con dinero público y luego se dan a una empresa privada (que suelen ser una UTE, unión temporal de empresas como por ejemplo la constructora+compañías aseguradoras dedicadas la medicina privada) la gestión: supone que el personal sea laboral, menos personal contratado con la sobrecarga que conlleva y que repercute en la atención debida al paciente, cambio de esquema de servicio público a negocio, de paciente a cliente, buscar más rentabilidad y productividad que la calidad y satisfacción del usuario, más fluidez y más cortas las estancias, condiciones más leoninas en general para incrementar el margen de ganancia del "empresario". Así funcionan ya varios hospitales en el País Valenciano: Denia, Alzira, Manises, y los que están proyectados y en vías de ejecución saldrán en esas condiciones...

Bueno y ya no hablemos del deterioro de la escuela pública, de los barracones en la que se educan e incluso terminan su curriculun escolar bastantes niños sin llegar a pisar un aula como debería de ser, de las reducciones de personal docente y auxiliar, de las bajas que no se cubren para ahorrar y que supone muchas horas perdidas para los chavales... y sin embargo se incrementa cada año la subvención a la escuela concertada, en su mayor parte religiosa...

La cosa va a más, la transferencia de las oficinas de información como la "ventanilla única", "la gestión de empleo",la "formación laboral", la "tramitación de ayudas al dependiente", etc... todo, todo lo susceptible de negocio y que no suponga riesgo para el "empresario" beneficiario se va a privatizar. No se cortan cuando dicen "menos estado": significa transferir al sector privado. Salvo cuando les revienta el negocio, como a la banca en la crisis que colea, entoces si que hay y es necesario el estado...

Eso es lo que con nuestro voto a la derecha obtenemos y aún así los agoreros vaticinan que volverán a ganar e incluso incrementar su poder político... de confirmarse " au revoir à à ce qui est public" o "Adéu al públic" o en la lengua cervantina "adiós a lo público".

2 comentarios:

  1. Que lo público lo van a hacer trizas antes de dejar el mando, eso es seguro, los intereses que defienden ésta izquierda son totalmente antagónicos con sus propios principios políticos elementales, pues están relevando la protección por la que deben luchar a favor del ciudadano en su contra, es decir, un socialismo obrero esclavizador de pena y de más semejanza con la derecha que otra cosa.

    Ya están las ofertas por parte de la banca a los seguros de jubilación, ofreciéndose con descaro absoluto, y que aunque siempre ha existido esa cobertura propia y amortizada por el interesado, quedando ésta, relegada a la bonanza económica que pudieran tener cada asegurado, ahora resulta que o te la haces, o te verás en la desatención más absoluta en el momento más preciso de la vida, y sirviendo de poco lo cotizado. Eso es lo que sucederá con las coberturas sociales que mencionas, o las pagas o no hay nada de nada que merezca la pena, el caso es engordar las cuentas bancarias de los vendedores de dinero.

    Nos dicen, que a España no le sucederá lo que a los países intervenidos por Bruselas, el último y probable Portugal, pero lo que no nos dicen es que nos están dejando al nivel social como si estuviésemos intervenidos, con tantas medidas restrictivas y acotantes de beneficios sociales.
    La clase obrera tendrá que matarse a trabajar, para a capricho bien argumentado y acorde a las nuevas leyes del euro por parte del sector empresarial, ganar una miseria que no dará para cubrir lo elemental de una familia, como: hipoteca, luz, agua, gas, teléfono, seguros, colegios, víveres, coche y algo más que se queda en el tintero.
    Después de las desgraciadas tensiones que padecen la totalidad de los parados, si el día de mañana encuentran empleo, no verán mucha diferencia con respecto de las agonías presentes, y eso, ¡muchas gracias al PSOE del Sr. Zapatero y compañía!...

    ¡Buen post amigo Salva!, aunque de tristes connotaciones y que me consta, que quisiéramos poder escribir otra cosa no tan desesperanzadora de nuestras realidades.

    Salud, República y Socialismo pero del verdadero.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Juan, coincido contigo, no podemos dejar de opinar y motivarnos por todo aquello que nos preocupa, por todo lo que consideramos que no beneficia a la sociedad de la que formamos parte, por ofrecer nuestra opinión con animo constructivo.
    Es nuestra conciencia social la que nos hace preocuparnos por cosas que a muchos otros les resbala o no entienden porque estamos incidiendo en los negativo en vez de divertirnos y pasarlo lo mejor posible. ¿Que le vamos a hacer? Nos parieron así y nos hemos concienciado, somos ciudadanos con opiniones propias, a veces nos equivocamos pese a las mejores intenciones, a veces conseguimos que alguien reflexione y coincida. Con eso nos sentimos satisfechos, es una pequeña contribución a mejorar socialmente todos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.