lunes, 28 de marzo de 2011

salva opina


Protagonistas de nuestro propio destino


Sin duda necesitamos un Gobierno que no se deje enredar por esos magos del lío capitalista, que sirva a los intereses del pueblo, que gobierne desde la izquierda, que de una patada a esas políticas neo-liberales, que contribuya a una pedagogía política que nos haga recuperar los valores alternativos de la cooperación y la solidaridad...

Los que nos situamos a la Izquierda, coincidimos que no cabe esperar esto de los actuales gobiernos y de sus soportes, los partidos mayoritarios, situados en ámbito ideológico del neo-liberalismo, y que habrá que apostar por un cambio, no sólo de gobierno, sino de sistema.

¿Será la República la panacea, la solución a los actuales problemas?

Sí, si frenamos y expulsamos a los politiqueros de tres al cuarto cuyo objetivo es enriquecerse y no servir lealmente a los ciudadanos que les han elegido, que desgraciadamente abundan en todos los partidos del arco parlamentario.

Sí, si recuperamos la democracia y la política hecha con la participación de todos los ciudadanos y puesta en servicio de todos, sin privilegios que creen diferencias, donde la igualdad de oportunidades baje del estadio de la utopía a la realidad de cada día.

Sí, si estamos convencidos que la libertad no es un regalo de los ilustrados a los menos favorecidos, sino fruto de la lucha diaria de los ciudadanos que la arrancan de quienes la han usufructuado ilegítimamente durante siglos de "despotismo" antes, "democracia liberal y formalista" ahora.

Sí, si utilizando esa libertad fruto del trabajo y del compromiso de todos la ponemos en marcha a través de su ejercicio sin restricciones, si la convertimos en la educación gratuita, pública y laica, en la cultura en toda su extensión y vigor, en el acceso a la ciencia y a la investigación al servicio de todos, en la justicia social, en reparto del trabajo y de sus beneficios, en definitiva en el bienestar social de todos los ciudadanos.

Sí, si recuperamos el grado de conciencia política que nos motive a ponernos en macha para lograr tan grandes objetivos, tras haber aprendido de nuestra historia, de haber logrado el grado de autoestima y confianza necesario para creernos que el pueblo, nosotros, puede/podemos ser el protagonista de su/nuestro propio destino tras darle la patada correspondiente a los especuladores, banqueros, aristócratas y obispos.

Sí, si estamos en que la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad es por y para todos.

Gracias y un saludo republicano.


6 comentarios:

  1. Mi apreciado Salva, SUSCRIBO EN LA TOTALIDAD los planteamientos que apuntas para la consecución de algo mejor y provechoso para todos los ciudadanos españoles.

    Es seguro que SÍ puede lograrse esa situación y pertenece más a la realidad que a la panacea, solo que el actual entramado financiero-político, está ejerciendo su fuerte rechazo a ese tipo de políticas, aislándolas y relegándolas a los rincones más olvidados, saben que de resurgir éstas, sería conmocionado todo el sistema que por otro lado es lo que está pidiendo a gritos, pero les interesa seguir estrujándonos y exprimiéndonos hasta lo indecible, sin piedad alguna por las gentes que padecen en los umbrales de la desidia. Espero y deseo, que la izquierda que de verdad recompondría el prestigio y valores de nuestra dañada sociedad, sea vista por la gran mayoría que deseamos eso cambios.

    ¡Salud, República y Socialismo! amigo Salva.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Juan comparto contigo ese deseo de que la Izquierda, como programa de actuación política y social que responda a los intereses de la población por un mundo más justo, sea vista cada vez más por la mayoría social de ciudadanos de nuestro país: trabajadores en activo, de desempleados por el capricho de ajustar balances y ganancias de empresarios sin escrúpulos, de pensionistas burlados por el gobierno de turno, de dependientes en cola de recibir la ayuda necesaria, de jóvenes que se estrellan en su esfuerzo pos conseguir un hueco en el mundo laboral...
    A propósito entré en el blog "Digamos que, hablemos de..." y dejé unos comentarios ayer y anteayer y por la razón que fuese no han quedado reflejados.
    Un saludo afectuoso entre personas que comparten la inquietud por un mundo más habitable, más justo y armonioso.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Salva, no he visto los comentarios que me dices haber hecho, pues ignoro cual pueda ser la causa. No se se estarás al corriente de que por culpa de un indeseable que me entró además sin conocernos, explayándose en los insultos que le vino a bien propiciarme, por mis comentarios en otro blog en el que su autor, tuvo que tomar medidas para eliminarlo. El caso es que para evitar a gentuza de ésta calaña que discrepa, injuriando e insultando sin siquiera debatir lo que no les gusta, me pareció adecuado "controlar las entradas" a los blog, con la idea de solo permitir a mis contertulios habituales las participaciones. En ésta situación, los comentarios me llegan a mi correo personal y desde ahí los autorizo para que queden reflejados en el blog, el caso es que no me han llegado al correo los comentarios tuyos que me refieres, ignoro cual es la razón, y voy a volver a revisar las opciones de la privacidad por si no lo hubiese hecho bien, pues para mi ha sido una decepción inimaginable, que la experiencia que he sufrido pudiera ser posible, en lugares que se utilizan para confluir o discrepar... pero con sana educación y con el debido respeto que todos, aún equivocados en nuestras apreciaciones, nos merecemos.

    Te rogaría Salva, que si no te supone molestia alguna, volvieses a efectuarlos tus comentarios y entretanto... reviso con enconado interés, la situación que tal vez errónea pueda tener.

    Ruego aceptes mis disculpas amigo Salva.

    ResponderEliminar
  4. ¡Salva!, NO hagas lo que te sugería respecto de los comentarios, pues ya he encontrado mi fallo por no conocer a "fondo" el funcionamiento de Blogger, pero ya están todos (no solo el tuyo) los que tenía pendiente de autorizar, solo que no me llegaron al correo por haber deshabilitado inconscientemente un comando en la configuración, pero de ésta hecha... me hago un figura de la informática...

    Mis saludos y reiteradas disculpas

    ResponderEliminar
  5. Amigo Juan se había acumulado el trabajo. Se ve que tu blog suscita debate e ideas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Amigo Salva, sí que es verdad que se me acumuló mucho trabajo, todo por no haber mirado donde debía en el funcionamiento de los blogs, y que se debió al anular la opción que me venía enviando los comentarios a mi correo, el caso es que me extrañaba que mis amigos blogueros no opinaran nada en mis entradas, pues eso es lo que pretendo, suscitar un debate intenso para que cale en todos nosotros, con el fin de despertar las conciencias hacia lo que queremos y esperamos. Pero eso sí, con reverente respeto de unos para con otros, nada de posturas intransigentes y totalitarias, que inciten a los insultos y descalificaciones de la dignidad personal, eso no lo tolero ni un instante, pues todos tenemos derecho a opinar, y cada uno, desde su perspectiva y visión de los hechos que se dilucidan, es como entiendo que las ideas y convencimientos pueden refinarse para extraer la lógica de todo, y que cada cual, se quede con el criterio que estime más acorde a su entender ¿no te parece amigo Salva, que deba ser así...?.

    Pero en fin, ya está todo en su sitio y gracias a ti, que me pusiste de sobre-aviso en los procederes mecánicos que ignoraba, lo cual te agradezco de corazón, y aún así, me encantó encontrarme con tanto trabajo que atendí con enorme satisfacción. Hay que incidir lo más fuerte que cada uno quiera y pueda, para que se pueda producir movimiento de las situaciones que se destripan, creo que son muy importantes todas éstas labores que entre todos hacemos..., a pesar de los esperpénticos ofensores e insultadores que andan sueltos, que parecen ávidos de protagonismo para sentirse importantes y precisamente, por lo pequeños que son.

    Un Abrazo de sentida amistad, apreciado Salva.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.