jueves, 3 de febrero de 2011

salva opina


Es toda una subversión del orden burgués para poner en marcha una sociedad colectiva al servicio de todos los vecinos, en la que participan todos los ciudadanos, en la que la sienten como suya. No estaría mal el desarrollo unas jornadas a las que asistieran todos los cargos electos de la Izquierda de toda España y exportaran a sus pueblos, regiones, nacionalidades esta experiencia de Marinaleda, no para copiar directamente y sin más, pues en cada lugar se dan unas peculiaridades propias, pero si para impregnarse de esa filosofía donde prima lo colectivo, el esfuerzo común por establecer una sociedad justa e igualitaria al margen del capitalismo devorador. Siguiendo el quehacer revolucionario de este pueblo uno se convence y se le disipan todas las dudas: el socialismo es posible.

5 comentarios:

  1. Me ha gustado la iniciativa de éste humilde alcalde de Marinaleda.
    Confío, viendo éstas iniciativas, de que la pretensión por una justicia más soberana e igualitaria, en favor de los más oprimidos y explotados por las clases de exclusivos privilegios, cada día, es más posible gracias a lo que vislumbro y vengo aludiendo en mis interlocuciones, dícese de la puerta o portal, que ofrece una gran oportunidad de comunicación y exposición de las preocupaciones de toda una gran mayoría, éstas es sin duda: Internet.

    En uso de las libertades conseguidas, no puede quedar menos, que esperar alzar el grito solidario por justicia social, es una máxima en el derecho de todos, y en mayor justificación, de los que nos sentimos oprimidos por el manejo de terceros en nuestros destinos, sin, en la mayoría de acciones, que nosotros mismos los hayamos legitimado para ese proceder.

    Cuando veo éstas iniciativas amigo Salva, me invade una sensación esperanzadora por la justicia social, no por lo que dicen en sí, que no deja de ser importante, sino por el mensaje que atrevido manifiestan, como la "demanda por unidad" es un hecho clave, en la consecución de los bienes deseados y necesitados, solo la unidad y por la unidad, de esfuerzos conjuntos, podremos avanzar y salir de éste barrizal en el que existen intereses en mantenernos en él, y que están claramente señalados y reconocidos.

    Querido Salva, es un acierto materializar nuestras preocupaciones por solidaridad, con nuestra dedicación a exponer pensamientos e imágenes, para decir lo que todos necesitámos y buscamos. Esa es la gran labor, que aunque humilde, tiende a progresar como cual pequeña semilla, en propiciar un estado de verdadera democracia buscada por los que gritamos por justicia social.

    Mis felicitaciones, querido amigo y compañero de viaje en tan magnifica e importante labor.

    Saludos desde mi afecto, Salva.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Juan comparto lo que dices. A mi me ha impresionado este hombre, tenía rerrencias, pero no lo había oído personalmente. El otro día en "Salvados" estuvo él y el pueblo que quitaban el hipo. Si importante son los lideres, más importe es que haya un publo dispuesto a crear en condiciones tan adversas un sistema social más justo y diferente. Son experiencias, como dices que deben conocerse y que contrastan con la monotonía impositiva del oficialismo paradiador del status actual, me entiendes TV, prensa escrita...; Internet, mientras no lo corten, nos puede servir para dialogar y contrastar. Me da que los dos, entre otros, estamos dispuestos.
    Un abrazo
    Salva Artacho

    ResponderEliminar
  3. Amigos de odiseaazul gracias por estar ahí y prestar vuestra atención. Un saludo afectuoso.
    Salva Artacho

    ResponderEliminar
  4. Puedes apostar por ello, amigo Salva.

    Me indigna observar cínicas actuaciones, y estúpidos comportamientos en la calle, estamos en una libertad encarcelada por protagonistas de paso, nosotros nos quedamos más tiempo... toda una vida.

    Es bien cierto, que la perspectiva de las cosas cambia con los años, así como las prioridades por las exigencias de la vida; de modo que ahora, me encuentro en una fase de mi vida en que no me ruboriza ni Dios mismo (y lo digo con reverencial respeto), no me vale la hipocresía y la detesto, no soporto la arrogancia de ningún igual a mi, y sí devuelvo el respeto de quien lo tiene merecido. No me achica la verborrea de ningún intelecto embarullador, ante mi parca expresión, y me gusta mirar a la cara de quien me habla, a veces, los ojos dicen más que la boca.

    Me congratula, tener éste medio a mis manos a pesar de mis años (no me considero viejo), recuerdo cuando dispuse de dos meses para aprender a escribir a máquina (aún la conservo), por falta de presupuesto. Hoy, la visión es de otra manera, más abierta más amplia, y eso me gusta, para aprovecharlo para beneficio ajeno aunque para el mío, sea escaso.

    No debemos cejar Salva, en ésta oportunidad que algún día será historia, por en cómo influyó en nuestras vidas, haciéndo eco de lo que ahora imaginamos, no debemos cejar Salva, por el bien de todos y de nuestra España.

    Saludos mi amigo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. En breve será publicado.